IEP Instituto de Ecología Política

El 2003 un año insolitamente verde

El 2003 un año insolitamente verde
junio 24
00:00 2004

El año 2003 genero también otros 2 grandes hitos en el área del medio ambiente y el patrimonio natural del país: el fracaso del Proyecto Alumysa, el cual no logró justificar sus bondades ambientales, ni obtener los permisos para concretar el proyecto, entre ellos la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental. Hecho que liberó a la Región de Aysén de un proyecto incompatible con su desarrollo, por lo que fue llamado “el elefante en la cristalería”.

 

Adicionalmente tenemos que celebrar el fracaso financiero del Proyecto Trillium, que pretendía -ya con el permiso en la mano y concedido por el gobierno- cortar el bosque, pese a 10 años de batallas con los ambientalistas que defienden los bosques de lenga de Tierra del Fuego, uno de los más frágiles del planeta.

 

Las tierras de Trillium han sido entregadas como garantía financiera a un fondo filantrópico, el cual ha anunciado dedicarlas a un proyecto de conservación, en conjunto con organizaciones chilenas. El Parque Río Cóndor será el segundo proyecto de conservación mas grande del país, y del mundo, con 270 mil hectáreas; y al igual que Pumalín sin costo alguno para el Estado, ni para los chilenos.

 

Gracias a estos 2 proyectos además, el gobierno de Chile podrá pavonearse en el exterior, como el país que ha logrado proteger mayor superficie de biodiversidad a nivel mundial.

 

La dupla Huenchumilla-Egaña, ha sabido lustrar la poco atractiva agenda ambiental de la Agenda Pro-Crecimiento, casi exclusivamente centrada en obras de saneamiento, para sacar del pantano de la falta de voluntad política, importantes temas pendientes, entre los cuales cabe destacar Ralco y Pumalín abandonados a su suerte desde 1997. Ello es lo que transformó su Gris Agenda Ambiental en un Panorama Insólitamente Verde.

 

Esperamos que esta eficiente dupla, con altas calificaciones políticas, pueda acelerar durante 2004: la Ley de Bosque Nativo, la reforma del Código de Aguas, el Reglamento para Áreas Protegidas Privadas y la Ley de Promoción de las Energías Limpias y Renovables.

 

Esperamos también que el gobierno logre revertir al menos 2 pésimas decisiones en proceso de concretarse: la privatización del aire a través de la Ley de Bonos -engendro que obsesiona a la CONAMA- y la debacle ambiental, amén del mayor centralismo, que significará la pretendida expansión de la ciudad de Santiago al triple de su actual tamaño, por obra y gracia del ministro Ravinet.

 

Sara Larraín
Directora
Chile Sustentable

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo