IEP Instituto de Ecología Política

Pascua – Lama: Minera Intenta Remover Glaciares en Plena Crisis Climática Global

Pascua – Lama: Minera Intenta Remover Glaciares en Plena Crisis Climática Global
noviembre 29
00:00 2004

“La Poderosa Empresa Minera Internacional Barrick, de capitales norteamericanos y canadienses, fue autorizada por la Comisión Nacional de Medio Ambiente de Chile, Conama, para poner en funcionamiento el Proyecto Minero Pascua Lama, que contempla la intervención del Cordón Cordillerano a más de 5 mil metros de altura y acceder a minerales depositados bajo glaciales, poniendo en peligro el Valle del Huasco Alto, el Valle del Tránsito y el Valle San Félix, afectando una serie de comunidades agrícolas además de amenazar el equilibrio ecológico en momentos en que el mundo enfrenta la amenaza de un cambio climático global”, denunció Franciso Bou, presidente de la Asociación de Pequeños Agricultores y de la Junta de Vigilancia del Alto del Carmen, un valle precordillerano de la Tercera Región, durante la reunión del Foro Social Chileno, sumándose a una de las tantas denuncias que escucharon los miles de manifestantes antiglobalizadores que se dieron cita en el centro de Santiago para rechazar la cumbre que reunió a los mandatarios de los países asiáticos y a George Bush, el amo de la principal potencia mundial.

Pero la avalancha de descontentos no dejó que la voz de Bou se escuchará más allá de las cuatro paredes que la cobijaron. Por eso se quedó en Santiago y continuó visitando organizaciones ecologistas y centros de estudios. “Es tal el interés por explotar la riqueza dormida bajo los glaciales que no trepidan en destruir nuestro medio ambiente bajo un clima de mortal impunidad. Nadie nos escucha, a pesar de que hemos informado al parlamento y a nuestro presidente. Ahora sólo nos queda apelar a la comunidad internacional y a su solidaridad para impedir que se perpetre un crimen de esta naturaleza”, dijo Bou, días después de concluida la Apec, frente a una decena de estudiantes de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, que le preguntaban sobre qué podrían hacer ellos para detener este proyecto minero. “Contándoles a sus familias, enviando mail o fax a las autoridades chilenas o de otros países para que se enteren de lo que está sucediendo. Debemos ser miles los que nos oponemos a que se destruya mi hermoso valle”, respondió Bou, quien ya ha ido avanzando al ser invitado a exponer su reclamo ante el 2do. Foro Alternativo Mundial del Agua, que se realizará desde el 17 al 20 de marzo de 2005 en Ginebra, Suiza. De ese encuentro espera Bou traer buenas noticias a las comunidades y a su gente, que dejó a cargo de la cosecha para convertirse en un tenaz militante de la causa medioambiental. “Desde mi valle salieron grandes combatientes para luchar contra el invasor español y más tarde los primeros luchadores por la independencia. Confiamos en el diálogo, pero si éste no sirve, volverán a saber de nosotros”, dijo ante una concurrencia expectante.

Para los lugareños afectados, éste sería el inicio de un proceso ininterrumpido de intervención sobre el Cordón Cordillerano “que irá de principio a fin, desde el norte de Chile hasta el sur del mundo. No podemos permitir que este proyecto se concrete, ya que aparte de ser un desatino, no reportará nada a nuestro país, sólo mano de obra mientras dure el proyecto, pero después quedará la desolación”. La empresa Barrick ya dejó una herencia ambiental dañina y ninguna tributación en los 20 años que explotaron la mina El Indio. Ahora vuelven por más.

El proyecto es uno de los más ambiciosos del planeta, ya que se espera extraer miles de toneladas de oro, plata y otros minerales de este yacimiento, conocido como El Tesoro de América, los que serían transportados a través de un túnel hacia el lado de Argentina, desde donde serían trasladado a norteamérica. “¿Qué gana mi país con esto?. Ni siquiera sabremos cuánto oro, plata, níquel etc, será extraído.

Un estudio realizado el año 2002 por el Geógrafo Gonzalo Barcaza Sepúlveda y el ingeniero civil hidráulico Pablo Wainstein Jaeger, arrojó como resultado que el proyecto no es claro ni certero en términos medioambientales. “Es difícil suponer que en un contexto de cambio climático global la manipulación de áreas glaciares no sufrirá impactos significativos en términos de una pérdida considerable de masa y destrucción parcial o total. Suponer que la remoción de hielo mediante las técnicas descritas (desplazamiento con bulldozer y cargadores frontales), no generará impactos significativos es no conocer las múltiples dimensiones e interrelaciones de un sistema glacial. Existen dudas respecto si el proyecto realmente tiene un impacto sobre glaciares o suelos congelados”. A pesar de este lapidario informe la Conama dio el visto bueno y no pidió más estudios acerca de la estructura dinámica de los glaciares para verificar los impactos potenciales que traerá esta descabellado proyecto.

Para algunos, tanto los montos involucrados en el proyecto como la rentabilidad del mismo son inconmensurables, al punto de que se han ocultado datos reveladores. “Aquí está corriendo mucho dinero, incluso se me ha intentado comprar en más de una oportunidad”, concluyó Bou.

El Instituto de Ecología Política, respaldando el pedido de ayuda de la comunidad de Alto del Carmen está recolectando mayores antecedentes y realizando las coordinaciones para que el “traslado de glaciares”, se adecuadamente revisado y sancionado por expertos internacionales.

Por Luis Zenteno.

Mayores informaciones: economiaecologica@iepe.org

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo