IEP Instituto de Ecología Política

Inauguran Seminario de Seguridad Energética:“¿Cómo hacer que el sueño de bienestar no se transforme en pesadilla?”

Inauguran Seminario de Seguridad Energética:“¿Cómo hacer que el sueño de bienestar no se transforme en pesadilla?”
junio 23
00:00 2006

El miércoles 21 de junio se inauguró el seminario de Seguridad Energética: “América Latina: Reflejo de las Contradicciones de la Globalización”, el que se desarrolló hasta el jueves 22, en las dependencias de la Biblioteca Nacional en Santiago de Chile.

El evento fue organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia y el Instituto de Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional (IDEESI) de la Universidad de la República, a través del Fondo “d’ Alembert”, dedicado a promover el debate de ideas y temas de actualidad.

En la ceremonia de apertura estuvieron presentes la Embajadora de Francia en Chile, Elisabeth Beton-Delègue, la Ministra de Minería y Energía del gobierno chileno, Karen Poniachik y el periodista internacional, Raúl Sohr, Director del Instituto de Estudios Estratégicos y de Seguridad Internacional.

Sensación de inseguridad

Para la embajadora, el siglo XXI se abre con una nueva sensación de inseguridad energética, puesto que los países luchan por lograr el crecimiento y niveles de bienestar que implican un aumento sostenido del consumo de energías. Surge, entonces, la pregunta: “¿Cómo hacer que el sueño de bienestar no se transforme en una pesadilla?”.

Por ejemplo, indica que el porcentaje de crecimiento de las necesidades energéticas aumentó de 1,7% en el 2002 a un 2,7% en el 2004. Justamente, la realidad económica de China, que está creciendo económicamente a un 8% anual, puede llevar a que la demanda energética sume su propio 15,8% en una década más. “¿A qué precio se podrá responder a esta demanda?”, comentó la embajadora.

De esta forma, indicó que todas las instancias científicas y económicas deben focalizarse en mejorar el consumo eficiente de energía y diversificar las fuentes. Una opción, es la nuclear y las renovables. En suma, existe una interrogante real que debe ser respondida por cada país y por el conjunto internacional para evitar futuras crisis y conflictos por un bien cada vez más escaso: la energía.

La adicción al petróleo de Estados Unidos

Por su parte, la ministra de minería, se refirió a lo candente que resulta este debate en la actualidad y que hasta el propio Estados Unidos se está replanteando dosificar su creciente adicción al petróleo. De hecho, será uno de los temas claves sobre los que se hablará en la Cumbre de los G-8 en San Petersburgo, donde se reunirán en julio los países más desarrollados.

“Las agendas internacionales giran hoy, en torno a una de las fuentes energéticas que es el petróleo. Los acuerdos comerciales o alianzas para abastecerse o producir este combustible genera una situación coyuntural de volatilidad en los precios y una inseguridad para abastecer las nuevas demandas crecientes de China y la India, ya que la oferta es menor”.

En cuanto a la realidad chilena, se refirió al precio de la gasolina y al impuesto específico de ella que se grafica en el alza general de los precios. Sin embargo, explicó que gracias al Fondo de Estabilización se ha podido evitar un aumento en un 40% más del valor real que tiene hoy la gasolina en el país.

Comentó, también, que muchos analistas estadounidenses, están solicitando que suba más el precio, con el fin de bajar los niveles de contaminación atmosférica y mejorar el medio ambiente.
Explicó que la apuesta del gobierno va más por la campaña titulada “País de Eficiencia Energética”, destinada a convencer a la población en el ahorro de energías y cambiar tecnologías obsoletas. También, se está apoyando a privados que tengan la iniciativa de instalar proyectos de biocombustibles.

“La energía es escasa y conflictiva”

Para el Director del IDEESI, tanto la riqueza como la energía, tienen algo en común: “son escasas y conflictivas, ya que si rastreamos buena parte de los conflictos del siglo XX, se encuentra la tendencia de recursos energéticos ausentes o presentes. Todos sabemos que si Irak hubiese exportado sólo zanahorias no habría sido invadido. Al mismo tiempo, vemos que al iniciarse el siglo pasado, ya Lenin visualizaba la importancia de este suministro con su lema: soviets más energía”.

Comenta que, si tiene que elegir un Estado entre la seguridad y la libertad, suele elegir lo primero, sin embargo, argumenta que tampoco se puede mantener por mucho tiempo a un país con la sensación de inseguridad. Así, se verá obligado a tomar opciones y algunas, indeseables. “Hay una mejor y una peor forma de energía, por eso es importante lo que plantea una sociedad”.

De esta manera, hay combustibles amigables o no con el medio ambiente, incluso, soluciones que pueden ir en contra de la llamada “seguridad humana”. Por ejemplo, elegir el carbón, que puede ser una respuesta en el breve plazo, pero debido a sus altas emisiones contaminantes de carbono, su uso masivo puede resultar en contra de la supervivencia humana al calentarse la tierra y fomentar el cambio climatológico, que se resumen en hielos derretidos y otras calamidades que resultan peor que la falta de energía.

¿Cuál camino seguir? Ese es el gran dilema que se le abre al mundo.

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo