IEP Instituto de Ecología Política

Manuel Baquedano:“Debemos controlar el consumo antes de que éste nos controle”.

Manuel Baquedano:“Debemos controlar el consumo antes de que éste nos controle”.
junio 23
00:00 2006

Frente al constante incremento del consumo energético tanto en nuestro país como en América Latina, Manuel Baquedano indicó que progresivamente nos vemos forzados a repensar los proyectos de desarrollo, así como a revalorizar las fuentes alternativas que permitan un desarrollo energético sustentable. Esto porque, a juicio del presidente del IEP, el principal problema del planeta está en sus límites físicos. Frente al modelo teórico de la economía convencional que defiende el crecimiento sin límites, se opone la terca realidad de que el planeta está físicamente limitado. Los recursos fósiles y la biósfera son escasos y sensibles a perturbaciones. Cualquier producto o servicio que la sociedad genere perturba en una determinada cantidad y calidad al planeta. Si ignoramos esta contrapartida de nuestro consumo, haremos insostenible la vida y con ella, disminuirán las posibilidades reales de pensar y revertir la situación. Frente a esto el criterio que impera es la eficiencia energética, la que se define como la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con menos recursos, con la misma o mayor calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, con lo cual se alarga la vida de dichos recursos y se reducen los conflictos sociales.

Consultado acerca del eventual uso de energía nuclear en nuestro país, Manuel Baquedano fue enfático: “Si bien el Presidente Lagos introdujo este tema en su último mensaje presidencial, la situación es distinta con la actual Presidenta de la República, quien firmó un convenio con las agrupaciones ambientales en que la opción nuclear quedaba excluida durante su gobierno. Esa es una decisión política que tiene que ver con que en nuestro país el uso de la energía nuclear es un tema muy polémico, en el cual no hay consenso y no aporta nada a la actual crisis, ya que Chile tiene excelentes recursos en la naturaleza como la eólica, la solar, la geotérmica, la micro central hidroeléctrica que hacen que esta opción se plantee para ser discutida en última instancia y no en primera como algunos pretenden hacerlo”, manifestó.

En los últimos veinte años los países desarrollados han disminuido el consumo de energía. Es así como las industrias producen con un empleo menor de energía; los aviones y los automóviles consumen menos bencina, gracias a un gran avance científico tecnológico, y se ocupa menos combustible en la calefacción y el aire acondicionado de las casas porque el sistema de aislamiento es cada vez mejor. Estudios revelan que en la actualidad se usa un promedio de 20% de energía menos, en comparación con la década de los setenta, en la generación de la misma cantidad de bienes.
Como contraparte, en los países en desarrollo, como es el caso de los de América Latina, pese a que el consumo de energía per cápita es bastante inferior al de los desarrollados, la eficiencia en el uso de energía no es mejor. Esto Sucede , entre otros motivos, porque muchas veces las tecnologías que se aplican son anticuadas.
Como solución a este problema, Fernando Sánchez Albavera, Director de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sostiene que la idea es plantear soluciones realistas para cambiar o modificar el modo de vida del mundo. La necesidad de energía en el mundo en desarrollo es creciente, para lo cual es un imperativo introducir el concepto de categorización sustentable de los hidrocarburos, el cual parte de un consenso para fijar los precios de éstos. Asimismo, señala que en el mundo se avanza fuertemente en la introducción de energías renovables y en América Latina se debe aprovechar el financiamiento externo para la creación de energías alternativas.
“Hay que hacer caro el producto contaminante y hay que hacer baratas las energías alternativas, la eólica y la geotérmica, entre otras y esto se hace a través de consensos, tratados y estrategias geopolíticas entre países desarrollados y países como los nuestros”, afirmó Sánchez Albavera. Asimismo, indicó que en América Latina se está produciendo un incremento en la intensidad energética, en tanto en los países desarrollados esto ha ido disminuyendo. Lo anterior se debe a que en América Latina se produce un gran consumo en la minería, hecho conocido en nuestro país, puesto que las grandes mineras consumen gran parte de la energía del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) que trae gas a través de Argentina.

Tags
Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo