IEP Instituto de Ecología Política

Ciencia damnificada: Los incalculables daños que dejó el terremoto en Concepción y Talca

Marzo 16
00:16 2010

Investigaciones en oceanografía, biotecnología, química y biología marina y terreste quedaron bajo los escombros, quemadas o simplemente barridas por el tsunami. US$ 42 millones contabilizan las Ues de Talca y Concepción en pérdidas en equipos, infraestructura y proyectos. Para muchos científicos el costo fue mayor: toda una vida de trabajo.

“Hay que tener fortaleza sicológica y espiritual para vivir esto”, dice Cristián Garrido (35), biólogo marino de la U. de Concepción. Tras el terremoto 8.8 que afectó la ciudad, la Facultad de Ciencias Químicas de esta casa de estudios se incendió y la Estación de Biología Marina en Dichato desapareció con el tsunami. Las olas también se llevaron su trabajo de tres años en avalones: una especie de loco premium que estaba en fase final. Sólo en esta estación, la pérdida bordea los US$ 6 millones, dice su director, Rubén Escribano.

No fue lo único: crear un banco genético con todas las especies marinas chilenas era uno de los proyectos más ambiciosos del Centro de Biotecnología de esta universidad y la Católica del Norte. Ellos estaban a cargo de la recolección de muestras en todo el sur de Chile y en tres años ya contaban más de 4 mil muestras. Garrido también era director de ese proyecto y aunque logró tras el terremoto, conectar el generador eléctrico a los refrigeradores que las guardaban a -80 °C, 18 horas después el generador dejó de funcionar. “Estaba ahí viendo cómo se descongelaban años de investigación”, dice.

En la Facultad de Química, el fuego terminó con todo. También con las muestras de piel sintética a base de crustáceo, que tras cinco años de investigación ya había sido probada con éxito en pacientes. “Sólo nos queda el conocimiento y la información en algunos PC”, dice Bernabé Rivas, el decano de esta facultad.

En total, la pérdida en ciencia estimada por la U. de Concepción es de unos US$ 40 millones, de US$ 50 millones en todo el plantel . “Eso es lo que se puede medir”, dice Garrido. Y es que hay científicos que tenían más de 30 años de investigación en Dichato y que perdieron todo. “Este centro fue uno de los más relevantes a nivel latinoamericano en estudios de ciencia del mar y oceanografía”, dice Garrido.

MEJORAMIENTO GENÉTICO
En la U. de Talca las pérdidas en ciencia se estiman en US$ 2.300.000. La mayoría se registraron en el Instituto de Biología Vegetal y Biotecnología, donde se perdieron parte de investigaciones genéticas para mejoramiento de plantas, vides y frutos. “Ha sido terrible, porque aquí hay trabajo de más de 15 años en algunas líneas de investigación y ahora estamos bajo los escombros”, dice el director del instituto, Enrique González. Al igual que en Concepción lo que no echó abajo el terremoto lo terminó de matar la falta de electricidad. Aún deben evaluar si se salvaron muestras de diversas especies vegetales que se mantenían a -80 grados. También sufrió daños el proyecto Genoma Chile, que desde hace 7 añosrecolecta y evalúa en todo Chile clones de vides de la variedad Carmené para producir vinos de mayor calidad. El Centro Tecnológico de la Vid y el Instituto de Química y Recursos Naturales también se vieron afectados, pero en menor medida. Pese a todo hay esperanza. “Podemos recuperarnos a mediano plazo. Será necesario postular a fondos nacionales e internacionales, pero saldremos adelante. Los científicos están tristes, pero sabemos que tenemos que volver a pararnos”, dice.

El naufragio del Kay Kay

——————————————————————————–

Una de las investigaciones más reconocidas internacionalmente era el programa de monitoreo oceanográfico del Centro de Estudios Oceanográficos del Pacífico Suboriental (COPAS), de la U. de Concepción.

A bordo de la lancha científica Kay Kay, los investigadores monitoreaban el impacto de la actividad generada por el hombre en el medioambiente marino y la biodiversidad marina, sestudiando por ejemplo estudiaban las especies que viven sin luz, junto a afloramientos de metano. De esa investigación se perdió todo. El tsunami en Dichato terminó con años de trabajo recopilado. El buque fue encontrado sobre un cerro al otro lado de la bahía y saqueado.
Importantes investigaciones afectadas

——————————————————————————–

Banco genético marino de Chile: El proyecto conjunto entre la U. de Concpeción y Catolica del Norte buscaba crear un banco genético con todas nuestras especies marinas. La investigación, había recorrido las costas del sur de Chile recogiendo alrededor de cuatro mil muestras de fauna marina y ya había comenzado el proceso de análisis. En una siguiente fase del proyecto se recogerían otras cinco mil muestras del centro y norte del país. Sin embargo, todo el trabajo se perdió cuando, luego del terremoto, los refrigeradores que debían mantener las muestras a -80 °C no tuvieron más energía para funcionar y éstas terminaron por descongelarse y estropearse.

Genes para cultivos resistentes: Por 15 años Simón Ruiz, José Casaretto y Enrique González, de la U. de Talca, identificaron, aislaron y caracterizaron genes desde plantas nativas que presentan resistencia a condiciones medioambientales adversas (sequía, frío, salinidad) o a plagas y virus. Estos genes son usados para generar construcciones genéticas que permiten realizar cambios en el ADN de plantas de cultivo de importancia económica con el fin de que éstas adquieran dicha resistencia. El terremoto votó parcialmente el laboratorio, pero perdieron el material biológico colectado, aislado y caracterizado durante 15 años, cuyo costo es indeterminado.

Piel sintética para curar: De un biopolímero (macromolécula) que se encuentra en la caparazón de los crustáceos, científicos de la U. de Concepción, liderados por el químico Galo Cárdenas, lograron extraer el quitosano: una sustancia de la cual se obtiene la base de la piel sintética que hace más de cinco años desarrollan con éxito y que ha sido probada con muy buenos resultados en pacientes con quemaduras en el Hospital Naval. El laboratorio que albergaba ese trabajo y sus muestras está totalmente destruido, dice el decano de la Facultad, Bernabé Rivas. “Sólo rescatamos el conocimiento y la información guardada en los PC personales de los científicos”.

Fuente: http://www.latercera.com/contenido/739_233943_9.shtml

Fuente imagen IEP

Publicado:15/03/2010

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo