IEP Instituto de Ecología Política

Hidroaysén y el perfíl de la cuenca del Baker

Hidroaysén y el perfíl de la cuenca del Baker
Abril 24
09:13 2012

Hoy esta cuenca del Baker está seca para los ayseninos y chilenos desde el año 1989, año que se privatizaron estos derechos de agua a espaldas de Aysén y del país, en una transacción completamente ilícita, que nos despojó de estos derechos y jaqueó el desarrollo de Aysén.

La cuenca del Baker en la parte sur de Aysén tiene sus inicios en la Villa Cerro Castillo a 120 km de Coyhaique y su termino en la localidad de Caleta Tortel en el pacifico, en un tramo de la Carretera Austral de 700 km, que es la que pretende intervenir HidroAysén y construir en ella cinco represas de muro de contención. Con un proyecto que interviene de manera total esta gran cuenca, con una gran destrucción no sólo para el medio ambiente como para la vida de las personas que la habitan y que se han proyectado en ella.

Esta cuenca tiene a su haber las dos masas de agua dulce más importantes de Chile, el lago General Carrera, el segundo lago más grande de Latino-América, de una superficie en el lado chileno, es un lago compartido con la Argentina, es lo que se denomina una cuenca bi-nacional, de 970 km cuadrados, de origen glaciar, de una profundidad de 590 metros. En la Argentina este lago se le conoce como el Buenos Aires y tiene una extensión de 880 km cuadrados, con una profundidad de 460 metros. Sumándole a eso los campos de Hielos norte, que tienen una extensión de 4200 km cuadrados, una dimensión de 120 km de largo de norte a sur, por 60 km de ancho. Dentro de esta enorme masa de hielo, esta el monte San Valentín en la frontera norte del parque Nacional Laguna San Rafael, el más alto de la Patagonia Chileno/Argentina, con 4098 m.s.n.m., campos de hielo que son la segunda reserva de agua dulce del planeta después de la Antártida.

Hoy estos derechos de aguas de importancia estratégica para el país no están en manos chilenas, si extranjeras, a nombre de ENEL. Transnacional italiana que compro los derechos de aguas de ENDESA España hace un par de años atrás. Empresa que estaba asociada con el grupo económico chileno Matte-Colbun. Con ello el grupo italianos se hizo parte de HidroAysén y se asocio con los chilenos.

Hoy esta cuenca del Baker está seca para los ayseninos y chilenos desde el año 1989, año que se privatizaron estos derechos de agua a espaldas de Aysén y del país, en una transacción completamente ilícita, que nos despojó de estos derechos y jaqueó el desarrollo de Aysén.

Al interior de esta cuenca tenemos el río Baker, el más caudaloso de Chile, que tiene su origen en el lago Bertrand, lago que acumula las aguas que le llegan a este imponente río desde el mismo lago general Carrera y del mismo lago Buenos Aires. Cuenca que a su vez tiene un tratado vigente con Argentina de cuencas compartidas, que fue suscrito el año 1991 en Buenos Aires. Que incluye además un protocolo específico adicional, sobre la utilización de los recursos hídricos compartidos entre los dos países. Tratado que no ha sido respetado en lo más mínimo por HidroAysén, que debiese ser exigido por parte del propio estado chileno, quienes han hecho caso omiso de el.

El río Baker continua en su ruta hacia el pacifico, recorriendo cerca de 175 km desde su inicio, bajando a lo largo de tres comunas ayseninas, Chile-chico donde el río es caudaloso, en Capitán Prat y Caleta Tortel donde el río se ensancha, haciéndose más placido y armonioso, desembocando finalmente sobre el pacifico en la localidad de Caleta Tortel. Los afluentes del río Baker son los ríos Nef, Chacabuco, Cochrane, Colonia, Los ñadis, Vargas.

El río Pascua que queda más al sur en esta misma cuenca, es pretendido también por HidroAysén. Es un río corto, poseedor de una hoya hidrográfica importante. Es en la actualidad la séptima en importancia en Chile, debido al gran tamaño del lago O’Higgins, que recibe sus aguas del lago, que también es compartido con la Argentina, cuyo nombre en ese país es lago San Martin. Río Pascua que fue descubierto por el explorador Hans Steffen en la época de navidad, por ello su nombre, que corre tormentosamente hacia el lago chico en un recorrido de 67 km.

Hoy en esta cuenca del Baker tenemos un importante desarrollo económico, basado en su potencial medio ambiental y considerado como la última reserva ambiental de la Patagonia y una de las últimas reservas de vida del planeta. De ahí la frase con la cual se reconoce la región en el mundo entero, “Aysén Reserva de Vida”.

En esta cuenca desde hace unos 20 años a la fecha, se ha venido trabajando por una reconversión económica importante, orientada hacia el mundo del turismo de intereses especiales, que ha permitido a los habitantes salir de la profunda crisis económica del mundo rural aysenino, producida por la asociación de Chile al MERCOSUR a inicios de los años 90, que termino por destruir por completo el mercado histórico de Aysén en el cual se sustentaba económicamente, de la venta de lana a la industria Textil y ganado en pie para faenación, que era consumido en el norte del país. Que por esa decisión de ese entonces en el formato del modelo de desarrollo, nos introdujo en Aysén en la crisis más profunda que se tenga conocimiento desde los inicios de la región. Destruyendo casi por completo la vida rural y de todo el formato cultural del hacer y ser que se tenia históricamente para hacer funcionar la región desde los tiempos de la colonización.

Hoy esta cuenca se ha proyectado hacia el mundo del turismo de intereses especiales, como manera de volver a la vida, por una actividad que ha posibilitado al mundo rural un nuevo comienzo y un desarrollo sustentable sin precedentes en Aysén. Con un crecimiento sostenido de gran proyección para el territorio, Basados en su calidad escénica, su cultura, su gente y sus fantásticos escenarios de naturaleza.

Es así como a base de ese esfuerzo, prestancia y perseverancia de toda una generación de ayseninos, encontremos hoy funcionando en esta cuenca del Baker más de 62 complejos turísticos y 12 pueblos orientados a ese tipo de desarrollo. Con más de 7 mil personas involucradas de una u otra manera en la actividad, que ha permitido un proceso de reconversión económica consecuente y sustentable en armonía con el medio.

HidroAysen con su proyecto de represar los ríos Baker y Pascua, solo destruiría este desarrollo mencionado. Intención por parte de HidroAysén que por lo de más, se ha sustentado en un estudio de Impacto Ambiental deficiente y poco profesional que no esta a la altura, por esa falta de legalidad en la intención, de una manera burda y fuera de toda lógica desde, de una actividad turística que no ha sido considerada en los estudios de impacto ambiental realizados por HidroAysén.

Por Andrés Gillmore.  Secretario y vocero Corporación Costa Carrera, Aysén-Cuenca del Baker.

Fuente El concecuente – Publicado 23 abril 2012 – Enlace a la Fuente de este Artículo de Opinión 

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo