IEP Instituto de Ecología Política

Temida contaminación PM2.5 amenaza seriamente la salud de los chillanejos

Temida contaminación PM2.5 amenaza seriamente la salud de los chillanejos
abril 30
06:50 2012
LaDiscusion.cl

LaDiscusion.cl

El frío pegó con fuerza esta semana en Chillán. Muchos fueron los que sacaron a relucir sus chaquetones y parcas abrigadoras. Más los que a la primera escarcha encendieron sus estufas a combustión lenta, y no tan lenta. Tanto así que el mismo martes 24 de abril el nuevo monitor instalado en el sector Purén, que de paso es el único que está midiendo la contaminación en tiempo real en Chillán, ya que el de Inia y la Biblioteca Municipal pese a que aparecen en el sistema no reportan, llegó a medir un índice de contaminación PM2.5 de 379,2 microgramos por m3 en hora peak, llevando a que el promedio registrado aquel día fuese de 80,1 microgramos por m3, superando por lejos la norma de 50 microgramos por m3.

Y ojo que la Organización Mundial de la Salud, en PM2.5, las partículas más finas y peligrosas, fija un límite máximo en 25 ug/m3, es decir, Chillán, antes de que comience el invierno, superó tres veces dicho límite.

La situación luce alarmante sobre todo porque este es sólo un pequeño aviso, al albor del comienzo de los fríos invernales, del verdadero impacto que tendrá la contaminación atmosférica para los chillanejos este 2012. Y si bien las otras partículas, las PM10, más grandes y que este 2011 eran las únicas monitoreadas en Chillán, no superaron la norma de 24 horas de 150 ug/m3, entre las 21.00 y 23.00 horas de ese mismo martes tuvieron peaks sobre 500 microgramos por metro cúbico, otra señal nada de esperanzadora.

Problema grave con el 2.5
Para Marcelo Mena, uno de los que más sabe del tema en Chile, director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello (UNAB) y experto ambiental, quien además ha hecho de su propia vida un transitar sustentable y ecológico, la situación que atraviesa Chillán es verdaderamente crítica. “A menos que la población haya aumentado mucho su uso de leña (lo que dudaría considerando el aumento de conciencia que hay sobre sus impactos), es preocupante que se registren niveles de 80 microgramos/m3 de PM2.5, porque la OMS recomienda 25 y la EPA de USA tiene una norma de 35, menos de la mitad”.

Según el experto estos episodios de contaminación generalmente se extienden a lo largo de todo el Valle Central “una situación crítica en Santiago, lo será en Rancagua, Talca, Curicó, Chillán y Temuco”, plantea, cuestión que en nuestro caso ya viene siendo de larga data.

Pero la novedad en este pésimo cuadro ambiental de la intercomuna es el hecho de contar con un nuevo monitor en Purén y tener datos fidedignos de la aparición y comportamiento del material particulado más peligroso para la salud, el llamado PM 2.5 o material particulado fino.

“Esta partícula que mide exactamente 2.5 micrones se interna en el sistema respiratorio generando inmediatamente efectos agudos, como las mismas enfermedades respiratorias. A nivel crónico tiene altos niveles de impacto en toda la población, pero sobre todo en quienes son más vulnerables como adultos mayores, niños y asmáticos, entre otros”, desmenuza Claudio Zaror, ingeniero químico y experto de la Universidad de Concepción, otro de los expertos en la materia.

Según el mismo Marcelo Mena, la posibilidad de contar con un indicador de PM 2.5 que funcione bien en la comuna podrá generar un alto impacto comunicacional, sobre todo porque “se espera que los niveles en ciudades como Chillán sean aún más altos en invierno”.

Puede parecer algo de sentido común, pero una herramienta que tiene la población en la intercomuna para advertir episodios críticos de contaminación de aquí a futuro se relacionará inmediatamente con las temperaturas como indicador de contaminación atmosférica. “Mientras más helado está, más emisiones hay de calefacción, por tanto más contaminación. En Santiago y Temuco la relación entre qué tan helado está y la contaminación es muy estrecha. Esperaría que pase lo mismo en Chillán”, manifiesta Mena. Problemático para una ciudad famosa por sus bajas temperaturas invernales.

El dibujo está más claro que nunca: mientras la contaminación no hace más que subir al alero del registro diario del monitor de PM 2.5, el impacto en la salud de la población se va haciendo cada vez más hondo.

De hecho lo más impresionante de este escenario, que ya es gris, frío y húmedo, es el hecho que las últimas investigaciones en torno al PM2.5, indican que este “es capaz de disminuir la expectativa de vida de las ciudades en su totalidad, además de acelerar la demencia senil en algunos años. No existen niveles de umbrales en los que no existan efectos negativos”, advierte Marcelo Mena.

Medidas lentas
Para Claudio Zaror, experto de la UdeC, el tema de la contaminación es una cuestión que genera un gran efecto a corto y mediano plazo, pero según él lo paradójico es que las medidas y mecanismos para salvaguardar la salud de los habitantes van aún más lento. “En ciudades como Chillán desde hace mucho tiempo que estamos viviendo episodios como estos, pero tenemos que esperar lamentablemente declaraciones oficiales de Zona Saturada que requieren un sinnúmero de pruebas en el tiempo. En ese sentido creo que en un estado socialmente responsable hace mucho tiempo que debería haber establecido políticas medioambientales estándar de reacción inmediata”, asegura.

Todo esto indica que lo que más falta hace, además de autoridades decididas a llevarlas a cabo, son medidas de respuesta rápida. Según Zaror los mecanismos de emergencia deberían estar dispuestos para que las ciudades que se vean afectadas puedan llevarlas a cabo.

Marcelo Mena, experto de la UNAB, asegura que otra de las herramientas de combate contra la contaminación atmosférica en una comuna es la entrega de información. “La mitad de la pelea de la descontaminación de Santiago fue comunicar la información de manera que la gente entendiera que había un problema, exigiera medidas, y cumpliera las medidas una vez implementadas”, relata el experto ambiental.

Para Marcelo el modo de afrontar el tema de parte del Gobierno es menos expreso, pues se habla constantemente de “favorecer el recambio de estufas a leña… incentivar el mejor uso. Falta decir derechamente: las estufas a leña son una fábrica de cancerígenos, como dijo un visitante de Berkeley hace poco”.
Las estufas a leña en este punto entran en el meollo del cuestionamiento, pues mantienen un pésimo uso de la eficiencia energética. De hecho según Zaror “estos aparatos no son de calidad y acá para más remate entra el problema que el costo social por no usar más leña requiere mucha inversión. Pero el Gobierno no puede pedirle a una persona que gana cerca de 400 mil pesos que se cambie a un sistema más moderno de calefacción. Tiene que haber un sistema de subsidio”, aclara el académico de la UdeC.

Para acabar con el humo
Los dos expertos concuerdan en algo muy capital ante la batalla contra la contaminación atmosférica y es que las medidas que se asuman podrán ser de rápida gestión, pero no se verán efectos inmediatos. Según ellos la idea es trabajar en todos los frentes y en ese sentido lo primero es hacer entender que la problemática no puede ser sólo orquestada por un puñado de medidas que decidan las autoridades. Es central lograr hacer entender que los principales movilizadores y quienes efectivamente acabarán con el problema es la población.

Pero esto último no debe sólo ampararse en la conciencia que ellos puedan generar sino que en los cambios efectivos materiales que se logren. ¿En qué consiste esto?
Zaror y Mena detallan que es clave partir con un trabajo de la aislación térmica de las casas que habitamos. “En Chile los estándares de aislación son pésimos y esto en las viviendas sociales alcanza niveles vergonzosos. Por lo que se debería trabajar en la generación de un estándar de aislación en las construcciones más exigentes. La política en ese sentido debería contemplar un subsidio para aislar termicamente las viviendas, a través de créditos blandos o directos. Realizar cambios de ventanas, estructuras o techumbres, es bastante costoso. Pero los resultados serán muy buenos, de hecho una vivienda 100 por ciento aislada puede llegar a calentarse sólo con un fósforo o el mismo calor humano”, explica Zaror.

La tendencia en países europeos es de hecho aún más agresiva que en el ejemplo planteado por el profesor, ya que también se llega a castigar a quienes usan combustibles fósiles contaminantes y se premia a quienes innovan en ese sentido. “La idea de ellos es reducir lo máximo posible la utilización de fósiles, ofreciendo subsidios a la electricidad y calefacción.

Esto en Chile no se entiende la verdad. Acá no existe atisbo de política seria, desde hace varios años que se hacen planificaciones en el tema de las energías, pero están todas basadas en lugares comunes, hablan de estímulo a las energías renovables no convencionales, pero no hablan de medidas efectivas dirigidas a la población”, describe Zaror sobre el negro panorama del Valle Central, incluido Chillán.

El tema es que ya han surgido dos posibilidades serias, propuestas en torno a la innovación para acabar de una vez por todas con la calefacción a leña. Estas son el subsidio al gas, una de las energías más limpias que existen. Y la otra es dar un golpe a la cátedra e innovar con la energía geotérmica, presente en la zona.

Para Claudio Zaror, académico UdeC, el tema del subsidio “si es que no lo van a otorgar a través del precio, debería plantearse de manera directa, es decir entregarse a los consumidores. El gas natural licuado es una opción, pero acá no les subsidiaron ni a Punta Arenas, es difícil que lo hagan acá”.

Según Marcelo Mena, director del Centro de Sustentabilidad de la UNAB, “la geotermia residencial recién comienza. Creo que hay que buscar una mejor construcción , con mejor aislación térmica. Pero está claro, los costos negativos a la sociedad por las estufas son más que los costos de reemplazarlas… es importante avanzar en mejorarlas, o derechamente cambiar de combustible subvencionando los más limpios”. Pero lo más importante es quizás repetir que esto no puede continuar así.

Fuente LaDiscusión – por Danilo Vega -Publicado 28 abril 2012 – Enlace a la fuente de esta Noticia

Tags
Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo