IEP Instituto de Ecología Política

Organizaciones Ciudadanas Denuncian Centro Clandestino de Acopio de Lobos Marinos y Pingüinos

Organizaciones Ciudadanas Denuncian Centro Clandestino de Acopio de Lobos Marinos y Pingüinos
Mayo 29
10:50 2012
lobo-cautiverio-iquique - ecoceanos.cl

lobo-cautiverio-iquique - ecoceanos.cl

Este centro de acopio de animales marinos es parte de un largo historial de entrega de permisos para capturar y exportar fauna marina desde Chile hacia centros de la industria del cautiverio animal internacional. Entre estos cuestionados permisos se encuentra una autorización que la Subsecretaría de Pesca otorgó en febrero pasado al empresario uruguayo Guillermo Rodríguez Ban para capturar y exportar 92 lobos marinos desde la Región de Antofagasta.

Las organizaciones de la campaña “S.O.S. Lobos Marinos Chile”, denunciaron la existencia de un centro clandestino de acopio de fauna marina, ubicado en una parcela del sector Paso Hondo, Comuna de Casablanca, región de Valparaíso. Dicho recinto que ha estado funcionando sin control hace meses, pertenecería a un comerciante uruguayo con un largo historial en el sistema internacional del tráfico de fauna marina, y que en la actualidad realiza espectáculos comerciales con ejemplares de lobos marinos comunes y pingüinos en el parque de entretenimiento ubicado en la comuna de Buin, al sur de Santiago.

A pesar de no tener permisos ni control de autoridades sanitarias, ambientales o pesqueras, esta parcela de agrado ha sido establecida hace meses como un sitio de llegada y salida de ejemplares de aves y mamíferos marinos provenientes de la región de Valparaíso.

La denuncia sobre este tráfico de fauna silvestre fue realizada por las organizaciones ciudadanas en representación de los más de 100 mil ciudadanos que han firmado el petitorio de prohibir la entrega de cuotas de matanza, captura y tráfico de lobos marinos comunes en aguas chilenas.

Frente a esta situación, la Campaña “S.O.S. Lobos Marinos”, realizó una consulta formal al Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), acerca de la información y acciones que han realizado respecto de este recinto de acopio de fauna marina. Además, se le consultó al Sernapesca acerca de las medidas que aplicarán en la lucha contra las operaciones irregulares de captura, tenencia, transporte y procesamiento de especies protegidas.

Este centro de acopio de animales marinos es parte de un largo historial de entrega de permisos para capturar y exportar fauna marina desde Chile hacia centros de la industria del cautiverio animal internacional.

Entre estos cuestionados permisos se encuentra una autorización que la Subsecretaría de Pesca otorgó en febrero pasado al empresario uruguayo Guillermo Rodríguez Ban para capturar y exportar 92 lobos marinos desde la Región de Antofagasta.

CASABLANCA, CONCÓN Y BUIN: LA CONEXIÓN LOBO MARINO
Rodríguez Ban y su empresa Espectáculos MundoMar Ltda., domiciliada en la comuna de Buin, donde opera bajo el nombre de Buin Marino, desistieron en marzo pasado de implementar el permiso de captura de 92 lobos marinos comunes que le había sido entregado por el Subsecretario de Pesca Pablo Galilea el 3 de febrero del 2012 , mediante resolución N° 278. Para ello indicó a la autoridad sectorial que no contaban con las capacidades para mantener adecuadamente en cautiverio a los lobos marinos, antes de ser exportados.

Es así que el 16 de marzo del 2012, la Subpesca mediante la resolución N° 610, informó que la empresa Mundomar Ltda, le había comunicado que le era “imposible cumplir con los requisitos establecidos en el numeral 8 de la Resolución 278”.

Este numeral dice relación específicamente con las condiciones mínimas que deben cumplirse para la mantención de los ejemplares de lobos marinos comunes en cautividad, tales como: adecuada disposición de agua y energía eléctrica, calidad del agua de las piscinas de mantención, alimentación, asesoría médica veterinaria, personal auxiliar entrenado y en número suficiente para las labores de mantención , alimentación y limpieza.

CONCON OTRO CENTRO DE RESCATE Y REHABILITACIÓN
A pesar de lo anterior, el empresario uruguayo estaría aprovechando los vacíos legales e institucionales en Chile respecto a la falta de normativas, estándares y regulaciones para la creación y manejo de centros de rescate y rehabilitación de fauna marina.

Es por ello que actualmente intenta implementar un sui generis Centro de Rehabilitación y Rescate de Fauna Marina en el sector del Parque Isla de Concón, región de Valparaíso, donde o se encuentra desde el 2011 en negociaciones reservadas con la Municipalidad local.

Para llevar a cabo el proyecto, se intenta que la renovación del comodato entregado a la Municipalidad de Concón por parte de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) con respecto al uso del recinto de 13 hectáreas de la Reserva La Isla, sea extendida más allá del 2013. Esto, a través de un acuerdo directo entre el municipio y una denominada Fundación Mundo Mar, vinculada al comerciante internacional de fauna marina.

Según fuentes regionales, este Centro de Rehabilitación y Rescate contemplaría la realización de espectáculos comerciales con aves y mamíferos marinos. Para ello discute la habilitación de una amplia superficie para estacionamientos de vehículos, la cual se ubicaría en la Reserva donde existe el humedal Aconcagua, el que conforma un ecosistema único que albergar una gran biodiversidad de plantas y alrededor de 70 especies de aves migratorias y residentes.

¿Y LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO FUNCIONAN?
Llama la atención que el centro de cautiverio animal clandestino en Casablanca, el proyecto de establecer un sui generis Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Marina en Concón, las actividades de shows comerciales con animales marinos, y las solicitudes de permisos de captura y tráfico internacional de lobos marinos comunes, aparezcan empresas y fundaciones interrelacionadas del mismo empresario uruguayo.

Sin embargo, lo que más preocupa a los ciudadanos nacionales e internacionales que respaldan a la campaña “S.O.S. Lobos Marinos Chile”, es la existencia de convenios de cooperación entre el Servicio Nacional de Pesca -encargado de fiscalizar la aplicación de la legislación pesquera-, y los centros comerciales de exhibición y espectáculos de fauna marina pertenecientes a empresarios relacionados con actividades de captura y comercio internacional destinado a la industria del cautiverio animal.

También llama la atención la existencia de la resolución N° 011361 del Ministerio de Educación, la cual exime de pagar impuestos a uno de estos centros de espectáculos con lobos marinos y pingüinos en cautiverio, bajo el supuesto que contribuyen a la labor educativa del Estado.

Esta situación plantea la incompatibilidad entre el papel fiscalizador de Sernapesca y las situaciones de dependencia con los regulados del sistema. Todo esto deja en evidencia “situaciones de hecho”, que aprovechan los vacíos legales existentes, o que vulneran directamente la actual legislación.

Todo esto ocurre en un contexto en que aún no existe normativa alguna que regule los estándares y condiciones mínimas de funcionamiento de los centros de rescate y rehabilitación de fauna, a pesar que desde hace cuatro años la ley de protección de cetáceos (Ley N°20293) así lo exige al Estado.

LAS ORGANIZACIONES CIUDADANAS OPINAN
Elsa Cabrera, directora ejecutiva del Centro de Conservación Cetácea, afirmó que “la legislación chilena, bajo la Ley Cetácea (Ley 20.293), requiere el desarrollo de marcos reguladores para evitar situaciones relacionadas a la captura, tráfico y exhibición de especies marinas en el país, por lo que las instituciones con competencia en el tema tienen la responsabilidad de avanzar urgentemente en esta materia, de manera abierta, transparente y participativa, similar a cómo se desarrolló el reglamento de avistaje de cetáceos, pingüinos y lobos marinos que entró recientemente en vigencia”.

En tanto el director del Comité Nacional de Defensa de la Flora y Fauna de la Región del Bio-Bio(Codeff), Pedro Arrey, dijo que “tanto los pingüinos de Humboldt, como los pingüinos magallánicos, han visto diezmar significativamente sus poblaciones a lo largo de la costa del país, producto de la pesca de arrastre y del tráfico de especies. Los lobos marinos, en tanto, han sido perseguidos y utilizados con fines de espectáculos, a pesar que se encuentran protegidos. Hacemos un llamado a las autoridades para que la fauna silvestre sea realmente protegida y, su vida, dignificada a través de su conservación y protección”.

Por su parte, Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos y coordinador de la campaña “S.O.S. Lobos Marinos”, aseguró que “el descubrimiento de una parcela en la zona de Casablanca, en la cual se recibieron, mantuvieron en cautividad y enviaron ejemplares de fauna marina a recintos donde se realiza la exhibición y show con animales, evidencia una situación de hecho, e inaceptable, donde existirían preocupantes vínculos entre funcionarios públicos y personas ligadas a la captura y tráfico internacional de fauna marina”.

Cárdenas señaló que “ Como campaña ciudadana exigimos al Sernapesca investigar sobre la operación de este centro clandestino de acopio de fauna marina, e informar sobre el origen y destino final de los ejemplares de lobos marinos comunes y pingüinos que allí fueron mantenidos en cautiverio.

Fuente Ecoceanos News– Publicado 29 mayo 2012 – Enlace a la Fuente de esta Noticia 

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo