IEP Instituto de Ecología Política

Río+20: “190 países logran un Texto que No Convence”

Río+20: “190 países logran un Texto que No Convence”
junio 20
13:18 2012

Fotografía Laradiodelsur.com

“Nadie en esa habitación estaba satisfecho. Así de flojo es”, dijo la comisaria europea de acción por el clima, Connie Hedegaard, en un mensaje en la red social Twitter. Los equipos diplomáticos de 193 países acordaron durante la pasada madrugada un texto borrador sobre desarrollo sostenible global para que sea aprobado durante la Cumbre de Río de Janeiro por los jefes de Estado y de Gobierno, aunque los grupos ecologistas y la propia comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, consideran que se trata de un texto muy débil.
“Nadie en esa habitación estaba satisfecho. Así de flojo es”, dijo la comisaria europea de acción por el clima, Connie Hedegaard, en un mensaje en la red social Twitter.

La cumbre de Río+20 iba a ser el escenario para negociar metas de desarrollo sostenible más como una expresión de deseo que de cumplimiento obligatorio en áreas claves como seguridad alimenticia, agua y energía, pero el borrador acordado por los diplomáticos no define estas metas ni da plazos claros para establecerlas.

Para la comisaria, el texto aprobado tiene mucho “tomar nota de” y “reafirmar”, pero poco de “decidir” y de “compromiso”. Por ello, las expectativas de la cumbre son bajas ya que la política en estos días está más centrada en la crisis económica de la zona euro, las elecciones presidenciales de Estados Unidos o los conflictos en Oriente Medio.

La primera Cumbre de la Tierra se celebró en Río de Janeiro (Brasil) en 1992 y sirvió para preparar el terreno para un tratado global sobre biodiversidad y el Protocolo de Kioto, que se firmó en 1997 sobre gases de efecto invernadero, que termina este año.

A la Conferencia asisten jefes de Estado, presidentes y ministros, entre los que figuran el ruso, Vladimir Putin, el nuevo presidente de Francia, François Hollande, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quienes durante tres días discutirán el texto y, probablemente, cambiarán algunos aspectos del borrador.

Este martes, el enviado especial de Estados Unidos para el cambio climático, Todd Stern, ha señalado a los medios de comunicación que no esperaba que el documento cambie mucho después de las reuniones de los presidentes.

Por su parte, los grupos ambientalistas han criticado el texto porque omite o acentúa importantes propuestas, por lo que desafían a los líderes mundiales a “actuar con urgencia” para responder al cambio climático.

“Esta cumbre podría terminar antes de empezar. Los líderes mundiales que llegan hoy deben volver a empezar. Río+20 debería ser un momento crucial”, ha manifestado el portavoz de Oxfam, Stephen Hale.
SUBSIDIOS AL CARBÓN

El borrador omite una cláusula que pide a los gobiernos retirar paulatinamente los subsidios al combustible fósil, que casi se han triplicado desde el 2009 pese a una promesa de los países que integran el G20 de eliminarlos.

Los países productores de petróleo, como Venezuela y Canadá, han bloqueado la inclusión de la cláusula a pesar de la enorme campaña en medios sociales este lunes para incluir frases relacionadas con el retiro de los subsidios en el texto, lo que ha suscitado más de 100.000 mensajes en Twitter.

Asimismo, una decisión sobre la estructura de gobierno en alta mar también había sido postpuesta durante tres años por la oposición de Estados Unidos, Japón, Canadá, Rusia y Venezuela. “No hay compromiso, es como decirle a tu novia que prometes decidirte en tres años si te vas a decidir, si te vas a casar o no”, dijo Susanna Fuller, integrante de la organización High Seas Alliance, una coalición de organizaciones no gubernamentales.

ORGANIZACIONES SOCIALES
En este sentido, en un comunicado sobre Río+20, el sindicato CCOO considera que la conferencia “ya es “decepcionante” antes incluso de empezar, ya que los 107 jefes de Estado y de Gobierno presentes afrontan el tramo final con un texto pero “no parece que les preocupe” que este carezca de la “ambición necesaria”, según Comisiones Obreras (CC.OO.).

Así, el sindicato añade que la diplomacia brasileña ha forzado las negociaciones para evitar las incertidumbres que han caracterizado las “últimas conferencias del clima” y por ello se ha presentado este martes un documento como “el único posible”, el que ha suscitado consenso y que, a su juicio, “no es más que una larguísima serie de consejos a las partes”.

Como eje fundamental del texto figura la “constante” referencia a que son los Estados a los que corresponde definir y ejecutar las políticas de desarrollo sostenible dentro de sus fronteras y quienes deben protagonizar los trabajos a nivel global.

Además, se ha mostrado la “desconfianza” en que Naciones Unidas lidere o desarrolle objetivos comunes que, sobre el papel, se comparten. Durante estos días, según CCOO también “ha sido evidente el malestar por la participación de observadores de la sociedad civil en las sesiones negociadoras, por lo que esta cumbre “debilita” la confianza en el sistema de Naciones Unidas “cuando más necesaria es una acción global”.

En este contexto, la ONG SEO/Birdlife estima que si algo debería regir en esta cumbre es la “humanidad”, en el sentido de una cualidad “positiva y generosa”. Por ello, insiste en que quienes están presentes en la ciudad brasileña deberían mostrar sus mejores cualidades para renovar el compromiso con el planeta, y con el resto de la humanidad. “Gobiernos, ONG, industrias, sindicatos, bancos, académicos*todos juntos buscando un buen acuerdo”, insiste la organización.

En su opinión, esta cumbre es “como un matrimonio” con problemas graves en su relación y con promesas rotas, por lo que, en primer lugar, se debería reconocer qué ha ido mal en las últimas dos décadas y porqué, para luego identificar qué medidas habrá que tomar y ponerse de acuerdo entre todos para saber cómo proceder.

Asimismo, critica que en el texto hay “poco diagnóstico, poca solución y pocas novedades” para encontrar un acuerdo y “no quedar mal”. Sin embargo, SEO/Birdlife estima que un acuerdo “débil e impreciso tendrá el efecto contrario”.

Mientras, Cruz Roja destaca que el propósito de Río+20 es “bastante ambicioso”, ya que se trata de encontrar y proponer medios que conduzcan a un mundo más seguro, más equitativo y más próspero para todos.

Por eso, insiste en que “no hay tiempo que perder” porque la población mundial sobrepasa los 7.000 millones de personas y sigue creciendo, lo que sumado al aumento de sequías, inundaciones y otros desastres relacionados con el cambio climático implica que más personas que nunca, se verán aquejadas por el hambre, el conflicto por los recursos, la pérdida de medios de subsistencia y otros riesgos.

En este contexto, anuncia que en Río+20 llamarán a los Gobiernos a destinar “más recursos” para aumentar la resistencia a largo plazo de sus propias comunidades y las de los países donde apoyan proyectos de acción humanitaria y de cooperación para el desarrollo.

Finalmente, Cruz Roja estima que la comunidad internacional está en el comienzo de un proceso para establecer las denominadas “metas para un desarrollo sostenible”. Estas metas se sumarían a otra serie de objetivos, conocidos como los Objetivos del Milenio, que los miembros de Naciones Unidas prometieron cumplir en 2015 e incluyen erradicar el hambre y la pobreza extrema, mejorar el acceso a la educación y reducir la mortalidad infantil. “Nuestro compromiso con el futuro que queremos para nuestro planeta nos obliga a actuar ya”, concluye.

Fuente: ECOticias.com – ep-  Red / Agencias- Publicado 20 junio 2012 – Enlace a la Fuente de esta Noticia

Tags
Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo