IEP Instituto de Ecología Política

Las cinco razones por las que la Corte Suprema debe rechazar la Termoelectrica Castilla

Las cinco razones por las que la Corte Suprema debe rechazar la Termoelectrica Castilla
Agosto 28
06:00 2012
castilla- radiodelmar

castilla- radiodelmar

A un pueblo sin luz eléctrica le quieren imponer la termoeléctrica más grande de Sudamérica. Está en medio del desierto florido y le imponen una cancha de cenizas. Viven de la totora, de la aceituna y de la tranquilidad del cielo azul y le imponen las presiones del Estado y de la transnacional brasileña MPX. Totoral es un oasis que resiste en medio del desierto más árido del mundo.

1-. Los Seremis de Salud jugaron con el pueblo de Totoral.

Luego de que la Municipalidad de Copiapó el año 2008 modificara el uso de suelo de “Zona de Protección Ecológica con Vocación Turística” a “Zona Industrial Molesta” favoreciendo a Castilla de manera ilegal y con estudios financiados por la empresa, el 2010, en medio de la evaluación ambiental, la Seremi de Salud declara como “Industria Contaminante” la termoeléctrica.

2-. Seremis arbitrarios autorizan proyectos contaminantes

Como esa modificación impedía la aprobación de la termoeléctrica, el nuevo Seremi de Salud que llegó con el cambio de gobierno, calificó el proyecto termoeléctrico como “molesto” ajustándolo al uso de suelo de Copiapó.

Ante esa arbitrariedad, en diciembre del 2010 se presentó un Recurso de Protección por parte de la comunidad, el cual fue acogido por la Corte de Copiapó y ratificado por la Corte Suprema.

En febrero de 2011, el nuevo Seremi de Salud, Nicolás Baeza, cambia de forma ilegal y arbitraria la calificación ambiental. Lo modifica de “contaminante” a “molesta” sin respaldo técnico, y presionado por el Comité Interministerial de Agilización de Inversiones, instancia política que busca acelerar proyectos mineros, energéticos y medioambientales. Con esa última evaluación, el 25 de febrero se vota la aprobación favorable del proyecto energético.

3-. Fallo favorable a Totoral

En Marzo de 2011, la Junta de Vecinos de Totoral, la Mesa Social de Atacama y OLCA, interponen un Recurso de Protección solicitando que se anule la calificación ambiental y otro en contra de la irregular actuación del Seremi de Salud. Como la Corte de Copiapó se inhabilitó de fallar argumentando que ya había se había pronunciado en el mismo caso el 2010, el recurso se traslada, en junio de 2011, a la Corte de Apelaciones de Antofagasta. En marzo de 2012 la Corte de Antofagasta falla unánime y contundentemente a favor de Totoral. Esto anula la resolución del Seremi de Salud y obliga al Servicio de Evaluación Ambiental a revocar el permiso ambiental. Castilla se aprobó de forma ilegal.

La Empresa y el Servicio de Salud (representado por el Consejo de Defensa del Estado) apelan a la Corte Suprema en abril de 2012.

4-. Medida inédita, resistencia única

Con gran expectativa se hicieron los alegatos y se esperó el fallo en la Suprema. Sin embargo, la Tercera Sala de la Corte Suprema convocó a un proceso de Conciliación. Amparados por la justicia, la empresa aumentó sus millones en ofertas para la comunidad.

Pero la comunidad de Totoral no aceptó la conciliación pese a las innumerables presiones que desde el Poder Ejecutivo se realizaron. Ante la dignidad y resistencia del pueblo de Totoral, en julio de 2012 la Corte Suprema fracasa en su intento de conciliación y se ve obligada fallar.

5-. Esperando el fallo

La comunidad de Totoral esperan con ansias el fallo confiando en que ratificará el contundente y favorable fallo que dio la Corte de Antofagasta declarando inviable la termoeléctrica Castilla.

En la espera, el 8 de agosto de 2012, la Corte llega a acuerdo y comienza la redacción del fallo a cargo del presidente de la tercera sala, Sergio Muñoz. Sin embargo, el 17 de Agosto de 2012, Lorenzo Soto (asesor del senador Girardi), Ignacio Poblete y Cristián Tapia, los abogados que decían representar a un grupo de pescadores, llegan a un acuerdo extrajudicial con la empresa para que sus representados se desistan de los recursos de protección.

Se evidenció con este acuerdo que dichos abogados reciben sus honorarios con dineros de Castilla.

Ante esos desistimientos, el 22 de agosto, la Tercera Sala de la Corte Suprema se reúne nuevamente. Fue otro hecho inédito, ya que la decisión estaba tomada con anterioridad en el Poder Judicial. La comunidad de Totoral pese a todo, espera que se ratifique el fallo favorable para preservar el patrimonio único y ancestral del norte de Chile que vive en un oasis en medio del desierto.

Fuente Radio del Mar  – Por: OLCA – Publicado 27 agosto 2012 – Enlace a la fuente de esta Noticia

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo