IEP Instituto de Ecología Política

Energía para Chile

Energía para Chile
septiembre 28
07:15 2012
centrales de paso - laterceracl

centrales de paso - laterceracl

Artículo Opinión. Estamos frente a una situación crítica y sólo tenemos la opción de dar pasos concretos hacia la matriz energética que Chile necesita. Una matriz competitiva, eficiente y más limpia.
Las últimas semanas han sido agitadas para el sector eléctrico. Fallos judiciales adversos a proyectos de energía, el cuestionamiento a la institucionalidad ambiental, los altos precios y sus efectos en la competitividad, son conceptos que se repiten a diario en voz de representantes políticos, autoridades de gobierno, líderes de gremios empresariales y, por cierto, de nuestro propio sector.

Esto es reflejo de que la situación del desarrollo eléctrico en Chile se ha ido agravando en los últimos tres años. La evolución del Plan de Obras de la Comisión Nacional de Energía (octubre 2009 a la fecha) demuestra que de los 19 proyectos con capacidad superior a 100 MW, sólo tres entraron en operación en la fecha prevista y los 16 restantes presentan atrasos de entre siete meses y cinco años o más.

A pesar de que hay proyectos por más de 17.000 MW en distintas etapas de estudio, lo que representa una inversión superior a los US$ 27 mil millones, sólo 350 MW están en construcción. Esto obedece a varios factores: dificultades en el desarrollo de la ingeniería, procesos de construcción complejos, tramitaciones de permisos ambientales difíciles, problemas en la obtención de servidumbres, estrechez en las líneas de transmisión y creciente participación ciudadana.

Los retrasos no son inocuos para nuestro país. La Comisión Asesora de Desarrollo Eléctrico estimó que el aplazamiento de un año en un proyecto incrementa en 24% los costos de operación del sistema; es decir, afecta el bolsillo de todos los chilenos. Estas dilaciones, además, implican generar con sistemas diésel de emergencia, más caros y contaminantes, y menos eficientes. Esto impacta en la generación de emisiones de CO2, sumando unas 2.300 toneladas de material contaminante al ambiente por cada año de espera.

Considerando que cada proyecto demora a lo menos 10 años en su desarrollo y entrada en operación, tras 2015 no se prevé el ingreso de ninguno con capacidad de abastecer la creciente demanda. Habrá un aumento de los precios de la energía y, por tanto, más obstáculos para alcanzar las metas de crecimiento del país.

Estamos frente a una situación crítica y tenemos que dar pasos concretos hacia la matriz energética que Chile necesita. Una matriz competitiva, eficiente y más limpia. ¿Cómo lograrlo?

Como generadores tenemos una gran responsabilidad: debemos desarrollar proyectos inclusivos que incorporen el sentir de las comunidades y trabajar para incluir sus opiniones en el desarrollo de los proyectos y dar respuesta al bienestar social y a la demanda de electricidad que Chile requiere.

A su vez, el gobierno ha dado un paso valioso al enviar al Congreso el proyecto de carretera eléctrica, y ya se está discutiendo la iniciativa que agiliza el trámite de concesiones. A esto se suma el debate sobre el rol de las energías renovables en nuestra matriz.

El aporte que todos los sectores puedan hacer para enriquecer estos proyectos es clave para dar las certezas necesarias a los inversionistas y a la ciudadanía, y así resolver los cuellos de botella que afectan al sector y significan costos relevantes para la competitividad y el bienestar de los chilenos.

Fuente La Tercera | Opinión – por José Antonio Valdés – Publicado viernes 28/09/2012 – Enlace a la Fuente Noticiosa

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo