IEP Instituto de Ecología Política

Precio de electricidad podría bajar un 25% con proyectos energéticos

Precio de electricidad podría bajar un 25% con proyectos energéticos
Octubre 08
11:01 2012
Foto La Discusión 6-10-2012

Foto La Discusión 6-10-2012

Autoridad aprobó la construcción de la mini central hídrica de pasada Itata, dando cuenta del potencial de dicha cuenca. No es ninguna novedad decir que en Chile se paga un alto precio por la electricidad, uno de los más elevados del continente, situación que está afectando la competitividad del país.

El tema es motivo de preocupación para empresarios y para el Gobierno, que a través de la Estrategia Nacional de Energía intenta generar los incentivos necesarios para el desarrollo de proyectos de generación.

Incluso el Banco Central ha entrado al debate. En su último Informe de Política Monetaria (IPoM) abordó la necesidad de desarrollar una matriz energética equilibrada, que reduzca los costos de ese insumo. Ya en el IPoM de marzo el instituto emisor había efectuado un análisis en relación a los precios de la energía en el país, señalando que éstos habían jugado un rol relevante en el escenario macroeconómico de los últimos años. En esa ocasión, como ejemplo mencionaba que la gasolina, el gas natural hogar y la electricidad en industrias y residencial habían anotado alzas sucesivas entre 2003 y 2010.

Y la coyuntura no se ve muy auspiciosa, dada la recomendación de Colbún de detener el proyecto de línea de transmisión de HidroAysén, la decisión de la Corte Suprema de rechazar el proyecto termoeléctrico Castilla, y el alza en el costo de la energía que proyectó el CDEC-SIC (Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central) para el último trimestre de este año por menores deshielos.

Quizás lo único positivo fue el ingreso del proyecto de ley que crea la carretera eléctrica al Congreso.

En ese escenario, son bienvenidos aquellos proyectos energéticos amigables con el medio ambiente, puesto que tienen una fácil tramitación ambiental y rara vez se judicializan. Ejemplos de éstos se pueden encontrar en la Provincia de Ñuble, donde recientemente se anunció la construcción de una mega central termoeléctrica de ciclo combinado, que utilizará gas natural; así como también los proyectos de centrales hidroeléctricas en la cuenca del Itata.

Cuenca del Itata

La cuenca del río Itata, en la Provincia de Ñuble, es la zona con mayor cantidad de proyectos de la Región del Bío Bío en el desarrollo de mini centrales hidroeléctricas que están o han pasado por evaluación ambiental.

Según el seremi de Economía, Rodrigo Torres, la cuenca cuenta con el caudal y pendiente que hace viable este tipo de proyectos.

“Hoy existen 8 proyectos que suman 80 MW de potencia, de los cuales 4 están aprobados y 4 en evaluación ambiental”, precisó Torres.

De éstos, destaca la recientemente aprobada mini central de pasada Itata, de Eléctrica Puntilla S.A., que tendrá una potencia de generación de 20 MW y representa una inversión de 31 millones de dólares.

El proyecto se pretende emplazar en el sector del Salto del Itata, en la comuna de Yungay, a unos 17 kilómetros de la localidad de Cabrero y 15 de Yungay.

El estudio de impacto ambiental (EIA) fue aprobado el lunes 24 de septiembre por la Comisión de Evaluación Ambiental, organismo que reemplazó a la extinta Corema.

Según el documento, el proyecto considera la variable ambiental y también turística, ya que la mini central captará el caudal aguas arriba del Salto del Itata.

El seremi precisó que todo proyecto hidroeléctrico de pasada debe mantener un caudal ecológico que es definido por el organismo estatal correspondiente. “Ésto queda claramente estipulado en la Resolución de Calificación Ambiental. En el caso de la mini central hidroeléctrica Itata, durante el periodo de verano no podrá generar electricidad de 9 a 21 horas para no afectar el atractivo turístico de la zona”.

El documento también señala que toda el agua es utilizada bajo la modalidad no consuntiva, es decir, el agua utilizada para generación se devuelve en la misma cantidad y calidad al curso de la que fue tomada. Además, las instalaciones de la sala de máquinas y turbinas será subterránea, lo cual significa que no será vista ni escuchada.

De igual forma, se asegura que la captación de las aguas se realizará fuera del cauce natural del río, no existirá retención ni detención de agua, no se construirá ninguna barrera al normal flujo del río y el proyecto no afectará en ningún momento del año el flujo constante y suficiente del caudal del río Itata, de modo que no altere sus condiciones biológicas y paisajísticas. Por ello, no se afectará en ningún momento el Salto del Itata.

Durante el invierno, el agua que se utilizaría representa el 50% del caudal del río, por lo que existe suficiente volúmen en todo horario.

Por otro lado, la bocatoma estará aguas abajo de la captación del canal Casablanca, por lo tanto, no se afectarán los derechos de estos regantes.

Gas natural

El anuncio del proyecto Octopus, la mayor central termoeléctrica a gas natural que tendrá Chile, trajo una brisa de optimismo al escenario energético, aunque se prevé que la planta comience a operar en 2017.

Se trataría de una central de ciclo combinado que tendría una potencia instalada de generación de 1.140 MW (dos turbinas de 540 MW), lo que representaría una inversión aproximada de US$1.300 millones.

Según la información que han entregado los inversionistas involucrados (las norteamericanas Australis Power y Cheniere Energy, y las chilenas Andes Minergy y Gasoducto Innergy) a las autoridades, el proyecto se emplazará en la comuna de Bulnes y requerirá la construcción de un terminal marítimo para regasificar el gas natural licuado (GNL) del tipo shale gas, que es más barato que el gas natural convencional, y será importado desde Estados Unidos.

Dado que aún no se presenta a tramitación el estudio de impacto ambiental respectivo, no se conoce la ubicación exacta del proyecto, sin embargo, dado que el gas natural es un combustible más limpio que el carbón y el diésel, es poco probable que encuentre una gran resistencia de grupos ambientalistas y comunidades para su instalación.

En opinión de Torres, la central traería de vuelta el gas natural a la zona, debido a la construcción del terminal regasificador en la bahía de Concepción, que debería estar terminado en 2014 para abastecer a la región.

“Por ser un combustible mucho más limpio que el diésel o el carbón es una opción amigable con el medio ambiente, y se puede convertir en una oportunidad de trabajo y desarrollo de otras actividades relacionadas en el sector donde se defina su construcción”, acotó el Seremi.

Y agregó: “es una ventana que se abre para la posibilidad de otros proyectos que se pueden construir o para las centrales que hoy usan diésel y se reconviertan a usar gas natural en la región. Si en Chile se desarrollan los tres o cuatro proyectos de gas natural que hay en carpeta, y si el precio es de US$10 el millón de BTU (el gas natural convencional cuesta US$17 por millón de BTU), el precio de la electricidad podría bajar alrededor de un 25% de lo que pagamos hoy”.

Fuente La Discusión | escrito por Roberto Fernández |Publicado el Sábado, 06 Octubre 2012 | Enlace a la fuente de esta Noticia

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo