IEP Instituto de Ecología Política

Ley de Pesca en Chile sigue su curso

Ley de Pesca en Chile sigue su curso
diciembre 21
13:38 2012

Ampliar foto Pueblos originarios reclaman sus derechoas al quedar al margen de la Nueva Ley de Pesca en Chile.(Gentileza de Ecoceanos)

Fue aprobada por el senado y por la cámara de diputados

El Senado y la Cámara de diputados en Chile aprobaron, pese a la oposición de los ambientalistas y pueblos costeros del país, una nueva Ley de Pesca que cede gratuitamente más del 92% de los recursos de 4.000 kilómetros de costa en el Océano Pacífico Sur a siete empresarios privados.

Según divulga el Gobierno, la ley permitirá controlar los recursos pesqueros de manera “más eficiente, más sustentable y más beneficiosa”, pues ahora los permisos que se daban indefinidamente, ahora son de solo 20 años renovables.

El director de la ONG ambientalista Ecoceanos, veterinario de la Universidad de Chile, Juan Carlos Cárdenas conversó con La Gran Época y expresó su pesar por los resultados de la votación, y señaló que hay cosas que no se explican al público.

“Ahora las cuotas de pesca y licencias de pesca pasan a ser parte de los activos económicos de las empresas (siete empresas privadas), generando derechos de propiedad plenos al ya tener los requisitos para ser inscritos en el registro público

Los siete empresarios privados beneficiados son Roberto Angelini, Sergio Lecaros, el conglomerado Yaconi-Santa Cruz, Rodrigo Sorquis Said, Jan Stengel, Jorge Fernández Valdés y los hermanos Izquierdo Menéndez. Ellos forman parte de cuatro familias financieras, Orizon, Camanchaca, Blumar y Mar Food, que se fusionaron entre 2001 y 2012 y crearon 76 pesqueras industriales bajo su control.

Ellos operan desde el año 2001. Inicialmente se les dieron las cuotas por solo 10 años hasta el 31 de diciembre del 2012, fecha en que pasarían a ser indefinidas. Algunas modificaciones a la ley les otorgaron a estas empresas privadas “derechos históricos”. Irónicamente los pescadores de los pueblos costeros nativos de Chile, dicen que ninguno fue consultado, y no tienen participación en esta ley ni en los recursos otorgados.

Cárdenas señala que el Gobierno no explica a la ciudadanía por qué eliminó por decreto el derecho de los chilenos de ser dueño de los recursos. “Ahora el Estado sólo tendrá la soberanía sobre los recursos marinos en su Zona Económica Exclusiva, lo cual es todo y es nada. La soberanía siempre la ha tenido bajo la Convención del Mar”, agrega Cárdenas.

En tanto. el Presidente Sebastián Piñera defendió en un comunicado, que la nueva ley establece causales más estrictas de caducidad o término que la anterior, en caso de irregularidades.

En este aspecto, Cárdenas explica a La Gran Época que la nueva ley en la práctica otorga los derechos de manera indefinida, ya que para caducar la renovabilidad de la licencia tendrían que haber violaciones a la legislación laboral chilena, y “es casi imposible que ocurran”.

“Se debe tener cuatro infracciones ejecutoriadas por un tribunal en una misma pesquería en corto período. En Chile una denuncia laboral puede demorarse tres a cinco años y finalmente, la empresa ofrece un acuerdo para no ir a tribunales. Por lo tanto es otro artículo con trampa”, sostiene.

Sustentabilidad o depredación

Según describe Piñera, la Ley de Pesca en Chile “tiene como eje central garantizar la sustentabilidad de los recursos pesqueros y fortalecer el rol de la ciencia en la toma de las decisiones, en el ámbito de la administración pesquera”, según su comunicado público. 

“Hubiera sido muy simple prorrogar la actual legislación y seguir haciendo la vista gorda y permitiendo la depredación de los recursos, como ocurrió durante los últimos 10 años, pero tal como he señalado, el país necesita avanzar en estas materias y ordenar a uno de los principales sectores económicos del país, del que dependen miles de familias”.

La ley establece que en dos años se formarán 11 comités científicos para vigilar el estado del mar chileno.

El director de Ecoceanos nos dice que “esto es parte del “maquillaje” de los senadores para hacer más aceptable la ley. De esta manera se evita un solo comité científico-técnico, que sea fuerte y con capacidad de hacer que sus propuestas fueran obligatorias”, y agregó que “los grupos científicos dependen económicamente del Estado y las industrias”, y es “el subsecretario de pesca quien determinará cuanto se pesca”.

“Por lo tanto, el manejo de las pesquerías chilenas seguirá dependiendo de las históricas presiones de la industria pesquera para determinar aspectos tan claves como las cuotas anuales y globales de pesca, las vedas, la determinación de pesquerías colapsadas. En recuperación, en plena explotación”, agrega Cárdenas.

De acuerdo al informe del Ministerio de Economía de Chile, la pesca de arrastre destruyó los ecosistemas de 118 montes submarinos en el mar de Chile. La nueva ley solo prohíbe la pesca en estas áreas ya afectadas, y el Senado rechazó el artículo que prohibía esta pesca de arrastre,

De acuerdo al informe oficial de 2010, el 68% de las pesqueras en Chile se encuentran sobre explotadas y colapsadas. El jurel, o también llamado jack mackerel y trachurus murphiyi, según la estadística oficial perdió un 80% de la biomasa y la merluza un 60%.

“La cuota del jurel ha ido cayendo sostenidamente desde los 4,5 millones de captura en 1995 hasta la fecha. En 2010, el Consejo Nacional de Pesca fijó la cuota de captura en 1,3 millón de toneladas, pero sólo se pudieron capturar 446.000 toneladas de jurel. En 2011 se estableció una cuota de 315.000 toneladas, y en la temporada 2012, solo se han capturado 252.000 toneladas”, declaró a La Gran Época, Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos.

Aun así el gobierno anunció un aumento de un siete por ciento en las cuotas de extracción de jurel, uno de los peces sobreexplotados.

El Senador Independiente, Carlos Bianchi, también objetó las citaciones del gobierno, y en declaraciones a Radio Cooperativa durante los días de votaciones dijo: “¿Cómo puede existir esta sustentabilidad si persiste la pesca de arrastre?.

El senador expresó que a los cuatro grupos pesqueros se otorgó 20 años renovables para explotar el mar de Chile, lo que “significa que estos industriales van a tener de por vida, el control de todos nuestro recursos marinos”, según Bianchi.

En este aspecto el empresario Jaime Gaete Costabal explicó a La Gran Época que es “una vergüenza que las concesiones o derechos sean heredables” y agrega que es una “explotación, ya que no le pagan al estado, siendo que los peces son de todos los chilenos”.

Inconstitucionalidad

Un grupo de senadores informó que recurrirán a la inconstitucionalidad de la Ley de Pesca por no considerar a los pueblos originarios y pesqueros de sus costas y por ceder los derechos de todos los chilenos a privados.

En tanto, el Ministro de Economía, Pablo Longueira, aseguró que esta Ley de Pesca en Chile, conocida también como Ley Longueira, no requiere una definición en esa materia sobre pueblos originarios porque está presente en otra ley.

Cuando le preguntamos al ambientalista Juan Carlos Cárdenas que es lo que lo motiva a denunciar activamente la nueva Ley de Pesca en Chile, confiesa que esto radica en “la defensa de la Vida en nuestros mares y la existencia y los derechos de las comunidades costeras de pescadores artesanales y de pueblos indígenas como Mapuches, Lafkenches, Williches y Kawésqar”.

“Mi familia es del Archipiélago de Chiloé en el sur de Chile, la privatización de los peces y apropiación por siete familias de empresarios industriales, va a destruir las culturas de pescadores y de las comunidades costeros”.

Fuente: Por Anastasia Gubin – La Gran Época – Publicado 21 diciembre 2012 – Enlace a la fuente de esta Noticia 

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Facebook

El Tiempo