IEP Instituto de Ecología Política

Un lago desaparece en Bolivia en gran parte por la acción humana

ESA

Un lago desaparece en Bolivia en gran parte por la acción humana
febrero 24
12:53 2016

En enero de este año se confirmó en Bolivia que el lago Poopó, ubicado en el departamento de Oruro y colindante con Chile está en proceso de evaporación, lo que trajo consigo la muerte de todas las especies acuíferas que vivían en el lugar así como la migración de aves y mamíferos sumado a la pérdida laboral para 350 familias. Fue el minisatélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) Proba-V el que proporcionó las alarmas respecto de la baja en su caudal y si bien desde el año 2010 se proporcionaron fondos para revertir el proceso, el Ministerio del Medio Ambiente del país altiplánico informó que es irreversible.

Es un hecho grave para Bolivia, pues el Poopó era el segundo lago más grande del país, luego del Titicaca y el Gobierno ha reaccionado argumentando que las causas de su desaparición apuntan al fenómeno de El Niño, el Cambio Climático e inclusive el presidente Evo Morales ha expresó que “algunos opositores dicen que por culpa del Gobierno (…)  Siempre (se) secaba, pero también se llenaba”.

No obstante, los hechos indican que la acción humana es la principal responsable por este hecho. De acuerdo a BBC Mundo, un plan regulador en la década de los 90s promovió cambios en la desembocadura del río Desaguadero, cuyo afluente aporta a los lagos Titicaca y Poopó que motivaron obras para privilegiar el abastecimiento a este último. Por su parte, el viceministro de Recursos Hídricos y Riego, Carlos Ortuño, agregó además que las actividades mineras han estado vinculadas a la desaparición del lago.

“Oruro (departamento en el cual se ubica el lago) es minero y la extracción desde hace años se realiza de una forma ‘no responsable’. La empresa minera Huanuni, actualmente, está contribuyendo con un dique de colas para que sus aguas con contaminación  no lleguen al lago Poopó. Otro medida es la construcción de una planta de tratamiento de aguas ácidas”, indicó.

Otra de las críticas respecto del manejo que tuvo la zona lacustre radica en un plan que manifestó el propio Ortuño: “En  2010 se gestionó apoyo de la Unión Europea para la elaboración de un plan de manejo de la cuenca del lago Poopó, que se delegó a la Gobernación de Oruro”. Según el exprefecto de Oruro, Luis Aguilar, en declaraciones al diario La Razón “lamentablemente se ha dispersado el programa con proyectos sin sentido, como cartas orgánicas y turismo. Se ha despilfarrado y no se ha conseguido nada; con ese dinero se podía comenzar un plan de mitigación para la recuperación del lago”.

En tanto, quienes viven en la zona del extinto lago manifiestan estar desesperados.  Juan Toroni, representante de la Federación Departamental de Cooperativas Pesqueras de Oruro, reclamó mayor presencia del Estado en respuesta a “la falta de atención a sus demandas, por parte de las autoridades nacionales, departamentales y municipales”, ya que “después de entregar alimentos, se olvidaron del problema (…) no hay alimentos, no hay peces, no hay animales silvestres ni forraje para los animales y, lo peor, no hay agua potable para enfrentar la situación”.

Share

Artículos Relacionados

Sin Comentarios

No hay Comentarios

Nada de momento. ¿Deseas comentar?

Escribir comentario

Write a Comment

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Buscar en el IEP

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín.

Facebook

El Tiempo