Entre los años 2104-2015, y con el financiamiento del Ministerio de Energía, se realizó la primera implementación del proyecto de Eco-Alfabetización Energética, que abarcó 200 familias distribuidas en 4 comunidades del norte, sur y centro de nuestro país.

Como resultado, las mediciones in-situ indicaron que un 75,2% de las familias que completaron el proceso (el 79% de las familias) lograron ahorros en sus hogares. Por otra parte, el ahorro promedio logrado por este grupo de familias corresponde al 16%. Por su parte las familias  evaluaron satisfactoriamente el programa, considerándolo como una manera didáctica e innovadora de aprender conocimientos útiles sobre ahorro y eficiencia aplicables a la vida cotidiana. 


En fechas recientes, IEP ha replicado esta metodología, aplicada en: