De Hiroshima a Fukushima: el nuevo armamentismo nuclear de Japón

Pareciera ser que pueblo japonés no aprendió la lección. Se cumplen 70 años desde que nuestra civilización industrial inauguró la era nuclear, cuando Estados Unidos hizo explotar una bomba atómica que mató en forma casi inmediata a más de 155.000 personas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, seguido de un número indeterminado de muertes como secuela de la radiación.

More…

Raúl Sohr: “El mercado energético está al servicio de un oligopolio de tres empresas en el campo eléctrico”

Fuente: Radio U. de Chile

Si es que hay un tema que preocupa a las sociedades del siglo XXI, el de la energía es uno que se sitúa en el centro del debate en los días que vivimos. En este último tiempo en Chile han proliferado las centrales a carbón con el consiguiente impacto sobre las comunidades cercanas a estas generadoras de energía. Juan Pablo Cárdenas entrevistó al periodista y analista internacional Raúl Sohr, sobre su último libro «Así no podemos seguir. Política, energía y medioambiente», parte de la colección Debate de la editorial Random House Mondadori. More…

Cosechas deformes en Fukushima según fotografías

A radiation monitor, placed by a photographer, is seen next to a damaged house and flowers at a devastated area hit by earthquake and tsunami in Minamisoma. fukushima- veo verde 19-07-2013
A radiation monitor, placed by a photographer, is seen next to a damaged house and flowers at a devastated area hit by earthquake and tsunami in Minamisoma. fukushima- veo verde 19-07-2013

Para nadie es un secreto que los accidentes nucleares provocan toda serie de mutaciones. Estas imágenes difundidas el impacto visible en la producción alimenticia en Japón. ¿Realidad o sensacionalismo? More…

Bachelet y Longueira esquivan debate sobre materias energéticas y no se presentan al foro

longueira-bachelet_El Mostrador
longueira-bachelet_El Mostrador

Candidatos RN, DC, PRSD y el independiente Andrés Velasco participaron

El encuentro que buscaba analizar las principales problemáticas energéticas que afligen a nuestro país estuvo marcado por varias posturas en común sobre en todo en temas polémicos como HidroAysén, energía Nuclear e impuestos «verdes». Quizás el momento más caldeado de la noche se produjo cuando al ex ministro de Defensa, Andrés Allamand, se le consultó por los aportes a su campaña del empresario Bernardo Matte, quien está ligado a la polémica iniciativa hidroeléctrica en la Patagonia chilena.
More…

La energía nuclear no es el camino de salida a la Crisis Energética

planta nuclear - renovablesverdescom
planta nuclear - renovablesverdescom

Editorial IEP. En los últimos meses hemos leído en la prensa como se intenta impulsar la energía nuclear como una solución a la crisis energética del país, pero ¿es esa la opción de salida a la crisis? entendemos que el objetivo es instalar en la ciudadanía la «factibilidad y poco riesgo» que tiene el desarrollo de la opción nuclear en Chile, de modo que los ciudadanos vayan  familiarizándose con esta alternativa. More…

Crisis energética y cuidado del medio ambiente

Klaus Schmidt-Hebbel Profesor Pontificia Universidad Católica de Chile
Klaus Schmidt-Hebbel Profesor Pontificia Universidad Católica de Chile

El desarrollo de nuevos proyectos de generación de energía es inhibido por sus conflictos (reales o percibidos) con la preservación del medio ambiente y por una institucionalidad aún inmadura. Chile enfrenta una aguda escasez de energía, reflejada en la cuadruplicación del costo marginal de la energía eléctrica desde mediados de los 2000, cuando Argentina nos cortó el gas natural y aumentó el precio mundial del petróleo. Tenemos costos de energía entre los más altos del mundo, que empobrecen a nuestros hogares y reducen la rentabilidad de nuestras empresas. Carlos J. García estima que el alza del precio de la energía ha reducido el PIB en 2% y el empleo nacional en 2,8%. More…

Licitación de estudios sobre energía nuclear genera opiniones encontradas entre especialistas

ElRanchauasocl
ElRanchauasocl

El subsecretario de Energía, Sergio Del Campo, anunció que el próximo año el Gobierno licitará los primeros estudios sobre energía nuclear. La noticia no tuvo buena acogida por parte de ambientalistas, para quienes este es sólo un primer paso para consolidar esta fuente de generación en nuestro país. Además, provocó un debate entre especialistas y académicos sobre los pro y los contras de contar con plantas nucleares para la generación de energía eléctrica. More…

Ecologistas, piden terminar con planes de desarrollo nuclear para Chile

Ecologistas piden a las autoridades nacionales, terminar con planes de desarrollo nuclear para Chile, ante el devastador terremoto y tsunami que azotó hoy a Japón, los líderes verdes nacionales solicitan que se desista de esta alternativa energética para nuestro país.

Ante el devastador terremoto que azotó hoy a Japón en el día de hoy, los ecologistas y ambientalistas, no podemos dejar pasar el pronunciarnos fuertemente, con respaldo actual y en tiempo real, la prueba de que Chile no puede tener energía nuclear, la ha dado la misma naturaleza ante este desastre ocurrido lamentablemente en territorio nipón; los ecologistas solicitamos al gobierno nacional terminar con los planes de desarrollo de energía nuclear para nuestro país, hoy podemos constatar ante este terremoto y tsunami que azotó a Japón en casi igual magnitud que Chile (8,9 grados en la escala de Richter), quedando al descubierto la fragilidad de este tipo de energía “La Nuclear”, ya que los reactores ubicados en la zona costera de Japón, no han podido responder a las medidas de seguridad, produciéndose un grave incendio en uno de ellos, tras una falla en el sistema de enfriamiento del reactor, lo que ha obligado a las autoridades locales a declarar “Estado de Alerta Nuclear”, lo que conlleva la evacuación de fugas nucleares, el gobierno ha dado pocos datos al respecto, haciendo más grave el asunto guardando tanto hermetismo en este tipo de información que es vital tras los fuertes sismos, esto revela lo extremadamente peligroso que puede ser este tipo de energía para nuestro país, Chile al igual que Japón son los países con más riesgo de sufrir desastres de esta naturaleza sísmica por sus fallas geográficas.

Los ecologistas nos pronunciamos fuertemente “es una irresponsabilidad que nuestras autoridades quieran emplazar reactores nucleares en nuestra costa” Solicitamos desistir de los planes de esta alternativa de energía – No a la Energía Nuclear en Chile” , debemos concentrarnos en la riqueza que tiene nuestro país en recursos naturales para impulsar planes de desarrollo de Energías Renovables no Convencionales ERNC, ya que este tipo de energías no padecen de estos aspectos adversos que pueden causar efectos devastadores para la población humana, animal y de la flora y fauna que habita en nuestra tierra.

Por Manuel Baquedano
Publicado: Viernes 11 de marzo 2011

¿Qué fin tiene la Energía Nuclear en Chile?

En la última editorial, comentábamos sobre las movilizaciones en Punta Arenas, tras el alza del gas, y decíamos que el “tema” daba para pensar que había algo más allá de lo coherente con la explicación gubernamental sobre la subida de las tarifas, el hecho es que hoy, confirmamos esa premisa, al ver declaraciones en la prensa donde se impulsa la energía nuclear como una solución a la crisis energética en el país, hago referencia a la entrevista a Alberto Salas, presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), (La Nación.cl -19 de enero 2011) y en el día de hoy nos sorprendemos con la noticia publicada en diferentes medios con titulares como “Nuclear en el norte Grande” (Publimetro, 21 enero 2011, pág.2), lo que nos reafirma que había algo detrás del alza del gas, al parecer tal como un juego de ajedrez se están moviendo las piezas, para lograr el objetivo, instalar reactivos nucleares en territorio chileno. More…

Manuel Baquedano:“Debemos controlar el consumo antes de que éste nos controle”.

Frente al constante incremento del consumo energético tanto en nuestro país como en América Latina, Manuel Baquedano indicó que progresivamente nos vemos forzados a repensar los proyectos de desarrollo, así como a revalorizar las fuentes alternativas que permitan un desarrollo energético sustentable. Esto porque, a juicio del presidente del IEP, el principal problema del planeta está en sus límites físicos. Frente al modelo teórico de la economía convencional que defiende el crecimiento sin límites, se opone la terca realidad de que el planeta está físicamente limitado. Los recursos fósiles y la biósfera son escasos y sensibles a perturbaciones. Cualquier producto o servicio que la sociedad genere perturba en una determinada cantidad y calidad al planeta. Si ignoramos esta contrapartida de nuestro consumo, haremos insostenible la vida y con ella, disminuirán las posibilidades reales de pensar y revertir la situación. Frente a esto el criterio que impera es la eficiencia energética, la que se define como la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con menos recursos, con la misma o mayor calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, con lo cual se alarga la vida de dichos recursos y se reducen los conflictos sociales.

Consultado acerca del eventual uso de energía nuclear en nuestro país, Manuel Baquedano fue enfático: “Si bien el Presidente Lagos introdujo este tema en su último mensaje presidencial, la situación es distinta con la actual Presidenta de la República, quien firmó un convenio con las agrupaciones ambientales en que la opción nuclear quedaba excluida durante su gobierno. Esa es una decisión política que tiene que ver con que en nuestro país el uso de la energía nuclear es un tema muy polémico, en el cual no hay consenso y no aporta nada a la actual crisis, ya que Chile tiene excelentes recursos en la naturaleza como la eólica, la solar, la geotérmica, la micro central hidroeléctrica que hacen que esta opción se plantee para ser discutida en última instancia y no en primera como algunos pretenden hacerlo”, manifestó.

En los últimos veinte años los países desarrollados han disminuido el consumo de energía. Es así como las industrias producen con un empleo menor de energía; los aviones y los automóviles consumen menos bencina, gracias a un gran avance científico tecnológico, y se ocupa menos combustible en la calefacción y el aire acondicionado de las casas porque el sistema de aislamiento es cada vez mejor. Estudios revelan que en la actualidad se usa un promedio de 20% de energía menos, en comparación con la década de los setenta, en la generación de la misma cantidad de bienes.
Como contraparte, en los países en desarrollo, como es el caso de los de América Latina, pese a que el consumo de energía per cápita es bastante inferior al de los desarrollados, la eficiencia en el uso de energía no es mejor. Esto Sucede , entre otros motivos, porque muchas veces las tecnologías que se aplican son anticuadas.
Como solución a este problema, Fernando Sánchez Albavera, Director de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sostiene que la idea es plantear soluciones realistas para cambiar o modificar el modo de vida del mundo. La necesidad de energía en el mundo en desarrollo es creciente, para lo cual es un imperativo introducir el concepto de categorización sustentable de los hidrocarburos, el cual parte de un consenso para fijar los precios de éstos. Asimismo, señala que en el mundo se avanza fuertemente en la introducción de energías renovables y en América Latina se debe aprovechar el financiamiento externo para la creación de energías alternativas.
“Hay que hacer caro el producto contaminante y hay que hacer baratas las energías alternativas, la eólica y la geotérmica, entre otras y esto se hace a través de consensos, tratados y estrategias geopolíticas entre países desarrollados y países como los nuestros”, afirmó Sánchez Albavera. Asimismo, indicó que en América Latina se está produciendo un incremento en la intensidad energética, en tanto en los países desarrollados esto ha ido disminuyendo. Lo anterior se debe a que en América Latina se produce un gran consumo en la minería, hecho conocido en nuestro país, puesto que las grandes mineras consumen gran parte de la energía del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) que trae gas a través de Argentina.

EXPERTOS DEBATIRÁN SOBRE SEGURIDAD ENERGÉTICA EN AMÉRICA LATINA

Con el fin de discutir acerca de la seguridad energética en nuestro continente, se realizará un seminario que contará con la participación de expertos en la materia, todos ellos con perfiles muy diferentes, puesto que se podrá apreciar la visión de políticos, empresarios, investigadores, ecologistas y geoestrategas.
El encuentro será inaugurado por la Ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, y por la Embajadora de Francia en Chile, Elisabeth Beton-Delègue.
El seminario abordará la seguridad energética desde el prisma de la globalización y las contradicciones que se producen a raíz de ésta en América Latina. Temas como los aspectos geoestratégicos de la energía, el desarrollo energético sustentable, la eficiencia energética, y la energía como factor de división o de unión en la región serán discutidos por los panelistas, quienes intercambiarán opiniones con el público asistente.
Entre los participantes se encuentra Manuel Baquedano, Director del Instituto de Ecología Política; Fernando Sánchez-Albavera, Director de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Pierre Noël; responsable del Programa de Energía del Instituto Francés de las Relaciones Internacionales (IFRI), Francia; Nicole Borregaard, Directora Ejecutiva del Programa País de Eficiencia Energética del Ministerio de Economía de nuestro país; Rodolfo Terragno; Senador de la ciudad de Buenos Aires; Luis Pinguelli, ex Presidente de Eletrobrás; Raúl Sohr; analista internacional y Director de IDEESI (Universidad La República); Santiago Escobar; abogado y consultor internacional; Pedro Maldonado, Director del Programa de Investigación y Estudio en Energía (PRIEN) del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile; Julio Friedman, Director de Alstom Chile; Sara Larraín, Directora del Programa Chile Sustentable; y Vicente Pérez, de la Dirección de Estudios de la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO).
El seminario se iniciará el miércoles 21 de junio a las 15:00 horas y se extenderá hasta las 19:30 horas en la Sala Alonso de Ercilla de la Biblioteca Nacional. En tanto el jueves 22, el horario es de 09:30 a 18:45.

POR QUÉ DECIMOS NO A LA ENERGÍA NUCLEAR?

Cada invierno, año tras año, y frente a la amenaza constante de desabastecimiento de gas desde Argentina, se reaviva la discusión acerca de la instalación de reactores nucleares en nuestro país. Este tema trae aparejado, inevitablemente, el cuestionamiento sobre la seguridad que la energía nuclear representa.

Debido a las condiciones actuales del sector económico, fundamentalmente el minero, el cual se ve amenazado por el desabastecimiento de gas desde Argentina y la imposibilidad de negociar con Bolivia para cubrir nuestras necesidades, se observa la intención en el sector empresarial por ejercer presión y apresurar un pronunciamiento del gobierno para promover el uso de energía nuclear. Esto pese a que la Presidenta Michelle Bachelet manifestó su compromiso a un importante sector de los ecologistas del país a fines del 2005 al expresar que su mandato contempla "no incluir la opción nuclear en la política energética nacional". Por lo tanto, hay certeza de que este tema no va a ser considerado por el actual gobierno en los próximos cuatro años. De no ser así, se espera que la autoridad cumpla con la palabra empeñada.

Por otra parte, en el contexto actual, cualquier proyecto de energía nuclear en Chile requiere de exhaustivos estudios de evaluación, de pruebas fehacientes de factibilidad y la imperiosa necesidad de instruir al personal a cargo. En otras palabras, se trata de un proyecto que necesita alrededor de 30 años de estudios, debate público, aprobación y posterior ejecución.

En la actualidad ningún país desarrollado piensa en la energía nuclear para satisfacer sus necesidades en el área, incluso existen países que han desestimado por completo su uso, pues están conscientes del peligro que esta fuente implica para la población y el ambiente. Es así como Alemania y Suecia decidieron eliminar paulatinamente sus centrales atómicas; sin embargo, China, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, India, Irán, Pakistán y Corea del Norte construyen o planean construir nuevos reactores. Llama la atención que estos últimos países aseguran que el uso de sus centrales es con fines de paz, pese a que todos ellos tienen un historial bélico creciente.

Nuestro país tiene la inmejorable oportunidad de potenciar la energía renovable no convencional (ERNC), presente de manera abundante a lo largo del país y con condiciones inmejorables para su uso. Es el caso de las energías propias, las que no necesitan la inversión de grandes consorcios para desarrollarse, y esto puede hacerse en forma descentralizada, con propietarios múltiples. Destacan entre éstas la energía solar, eólica, mareomotriz, biocombustibles, geotermia y biomasa, entre otras. Todas ellas constituyen una alternativa eficiente, segura y ajena al lucro que buscan los mega proyectos, que inexorablemente controlarían precios y regularían la oferta y la demanda en un mercado en plena expansión.

PRINCIPALES PROBLEMAS DEL USO DE ENERGÍA NUCLEAR

Los residuos nucleares son uno de los principales problemas ambientales que enfrenta la humanidad. La mayor parte de éstos permanece cerca de las plantas nucleares en depósitos de seguridad transitorios. Después de más de 60 años de desarrollo de esta tecnología aún no existe la tecnología para su disposición final segura. Algunos desechos radiactivos mantienen su peligrosidad por cientos de miles de años, y ninguna formación geológica natural asegura una estabilidad por tantos años.

El Comité Achelson-Lilienthal del gobierno de Estados Unidos, en su informe de 1946, señaló que “el desarrollo de la energía atómica con fines pacíficos y el desarrollo de la energía atómica para la fabricación de bombas son, en gran parte de sus trayectorias, recíprocos e interdependientes”. Esto, a causa de que un problema básico de los reactores comerciales es que generan cantidades importantes de plutonio como un derivado normal de la cadena de reacción dentro de las barras de combustible. El plutonio, una vez separado del combustible quemado, puede ser utilizado como material fisionable en un arma nuclear.
Asimismo, tanto plantas nucleares como transportes, o depósitos de residuos nucleares son potenciales blancos estratégicos sensibles en cualquier conflicto bélico, y -por lo tanto- un factor de vulnerabilidad.
Quienes sostienen que la energía nuclear no tiene riesgo para la salud y no produce emisiones contaminantes se equivocan o mienten. El peligro de una explosión no sólo es latente sino real. Las explosiones nucleares producen diversos tipos de impactos radiactivos, todos tremendamente destructivos. Se producen efectos inmediatos o primarios y efectos retardados o secundarios. Entre los inmediatos se encuentra la onda expansiva, el pulso del calor, la radiación ionizante y el pulso electromagnético que pulverizan y calcinan seres vivos e infraestructura.
Los efectos retardados impactan a la población por irradiación de tejidos, daños a las estructuras celulares y ADN, una de cuyas expresiones es el cáncer. También daña irreversiblemente las fuentes de alimento, los ecosistemas y los hace inhabitables para los humanos. De la misma forma, contamina las infraestructuras y genera impactos sobre el clima.
En caso de accidentes se puede afectar masivamente la salud física y mental de la población, tal como ocurrió con Chernobyl.
Por otra parte, el argumento que sostiene que la energía nuclear es la solución al cambio climático porque no produce emisión de gases de efecto invernadero es débil. Un correcto análisis de la relación entre energía nuclear y calentamiento global debe incluir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el reactor nuclear, por la minería y el enriquecimiento de uranio (fundamental para la producción de energía nuclear), la fabricación de combustible y las etapas posteriores, como el reprocesamiento y la disposición final de los desechos radiactivos. La Agencia Internacional de Energía de Naciones Unidas (IEA) entregó en el 2004 el siguiente cálculo: la energía nuclear emite cifras superiores a 30 y 60 gramos de CO2 por KW/hora. En comparación con otras 10 fuentes de energía, el carbón es el mayor emisor de CO2, y la nuclear ocupa el quinto lugar. Por ello, además de ser un riesgo radiactivo, tampoco es una solución al cambio climático. En el mismo contexto, las consecuencias sanitarias de la extracción de uranio pueden ser serias, pues como efecto colateral, la extracción y procesamiento de este elemento produce radón, un gas cancerígeno. En la República Democrática Alemana, reunificada con la parte occidental de Alemania en 1991, donde las minas de uranio fueron explotadas entre 1946 y 1990, más de siete mil mineros fallecieron de cáncer al pulmón por contaminación con radón, indican estudios médicos.

A Veinte Años del Desastre de Chernobíl Ecologistas Reiteran Su Negativa a Implementar Energía Nuclear en Chile

"Más de 90.000 personas murieron a causa de la radiación y otras 60 mil víctimas sufren a diario las consecuencias de la exposición a radiactivos pesados, desastre que nos recuerda la peligrosidad que reviste este tipo de energético que ahora personeros están empecinados a implementar en Chile", con estas palabras, Manuel Baquedano, Presidente del Instituto de Ecología Política (IEP), recordó la mayor tragedia nuclear de la historia, ocurrida la noche del 26 de abril de 1986, cuando por error de manipulación, estalló uno de los reactores atómicos de la central atómica de Chernobíl, expandiendo radioactividad por varios países de Europa, sumando miles de víctimas y contaminando irremediablemente el medio ambiente.

El líder ecologista, a 20 años de ocurrido el desastre de Chernobíl, la catástrofe nuclear más grande de la historia, llamó a las autoridades a no permitir que los proyectos nucleares proliferen en nuestras fronteras, a su juicio los peligros que reviste este tipo de energía, son incalculables, ya que se trata de una energético que no esta en la naturaleza porque fue creado por el hombre en forma artificial, para fines bélicos prioritariamente, "aquellos personeros, que por estos días están empecinados en implementar proyectos nucleares en nuestro país, no deben olvidar que las más de 4000 víctimas que dejo Chernobíl, son un claro ejemplo de la alta peligrosidad de este tipo de energía, que lejos de ser una solución al problema energético que atraviesa el país, es un foco de preocupación latente", agrega.

Según Baquedano, la alta sismisidad de nuestro territorio nacional y la poca experiencia en seguridad nuclear que tenemos, entregan cero confiabilidad para desarrollar algún proyecto nuclear, que de llevarse a cabo, pondría en peligro latente a toda la comunidad y el medio ambiente. Amparado en un marco legal inexistente ya que no hay regulación adecuada para el tema nuclear en Chile, " la regulación en esta materia esta en tierra de nadie, existen vacíos legales evidentes, por lo que las condiciones para que se fiscalicen proyectos nucleares son completamente vulnerables, aclara.

Por ello, hizo un llamado a las autoridades y a la comunidad a desestimar como alternativa energética la energía nuclear, y los instó a promover las fuentes energéticas naturales, energías limpias, amigables con el medio ambiente, seguras y sustentables, que nuestro país tiene repartidas a lo largo de todo su territorio nacional, para que tragedias como la de Chernobíl jamás ocurran en Chile.

Más informaciones:

Manuel Baquedano 09-8269594